Leer Más

Morir en el «slasher»: Violencia y roles de género

¿Quién comete más crímenes violentos, los hombres o las mujeres? Las estadísticas confirman, año tras año, que los hombres (nueve de cada diez reclusos en España, por ejemplo, son hombres). Ahora bien, ¿quiénes son las víctimas más numerosas de dichos crímenes? Nuevamente, los hombres. En 2017, el 80% de las víctimas por homicidio fueron hombres, según un informe de la ONU. Sin embargo, la percepción social es muy distinta. Dana M. Britton, en su libro The Gender of Crime (2011), cuenta cómo se tiende a pensar que las mujeres sufren más delitos que los hombres. Esto repercute directamente en la sensación de seguridad de las mujeres en las ciudades; así lo confirma las encuestas de victimización como la realizada anualmente por el Ayuntamiento de Barcelona. No tenemos más que dirigir nuestra mirada a la pantalla: géneros como el slasher (películas sobre asesinos en serie) o el thriller se recrean en la muerte de las mujeres (tardan el doble en morir), a quienes humillan y reivindican simultáneamente. Esto cristaliza en la ambigua figura de la final girl. ¿Por qué percibimos la muerte femenina de una manera distinta?

Leer Más

Silencio a contraluz – Microrrelato de Baltasar Botavara

Santa María de las Lagunas, viernes 8 de noviembre. Cae el sol y alguien apunta a contraluz a donde pasta la vaca, en lo alto de la colina.

Allá arriba, en la línea del horizonte, se pierden el cielo gris y el sol en segundo tercio, y enfrente del sol hay unos árboles que yacen en silencio junto a unas espigas y una vaca. Cuando el fotógrafo mueve el lente hacia la derecha, se le aparecen de súbito tres siluetas que no tendría que estar viendo: la de alguien arrodillado, la de alguien de pie y la del arma con la que le está apuntando a la cabeza de aquél. Hace frío y se alcanza a ver la respiración del sentenciado.

Leer Más
Prótesis, deseo y juguetes sexuales

Prótesis y deseo: ¿Cómo el juguete sexual es parte de nosotros?

Ilustración de Carlos Gaytán

¿Qué es el juguete sexual sino una prótesis paródica de nuestra propia capacidad de excitación? El dildo, como materialidad semiótica del falo, es sólo un comprimido de silicona médica que por su limpieza, fácil manejo y adaptabilidad térmica es el juguete sexual por excelencia. Algunos fabricantes que incluyen componentes mecánicos en sus artefactos o buscan causar sensaciones más duras con sus productos finales, deciden implementar el plástico ABS, el cual permite ocultar los componentes frágiles del juguete y brindar una sensación distinta al tacto de aquellxs quienes buscan más solidez en su existencia erótica.

Leer Más

Tantas partículas – Reseña de «Kink and Particle», de Tiffany Atkinson, por Antonela Pallini Zemin

Kink and Particle (Gales, Seren Books, 2006) es la primera colección de poemas de la escritora británica Tiffany Atkinson. Atkinson es una aclamada académica y poeta galardonada. Nació en 1972 en Berlín y, luego de completar su Doctorado en Teoría Crítica en Cardiff, se mudó a Gales donde trabajó como profesora de Literatura y Escritura Creativa en la Universidad de Aberystwyth. En 2014 fue nombrada profesora en el prestigioso programa de Escritura Creativa de la University of East Anglia, en Norwich, Inglaterra, donde aún se desempeña.

Leer Más

La poca advertencia provoca caídas en diversos pozos – Cuento de Antonella Corallo

Como siempre tengo mala suerte, no vi el cartel de «cuidado hay un pozo». No es mi culpa, encima lo escriben con rojo, el rojo no sirve para un comino, no te pone alerta, tampoco te despierta, menos si caminas dormida. Pude sentir como las costillas se aplanaron, el golpe contundente en mis caderas, caí y el universo cayó junto a mí, desvanecida la bicicleta nueva, postergado el acto escolar de mi hermanito, y el rosario que traía en el cuello no sirvió de mucho, por contrario, se introdujo en el iris, ¡pinchándolo!, lo quité furtiva, y así en un abrir y cerrar de ojos me convertí en pluma, frágil, ¡pequeña!, acorralada en una sociedad donde la gente vive usando taladros y soplándolas, no es metafórico, perdí cincuenta kilos sin hacer dieta ni esperarlo, el pelo suave, la piel como seda, nada de tratamientos, ¡nada de esfuerzo!

Leer Más

Sobre los afectos y la imposibilidad del contacto físico

Uno de los tantos aspectos que la pandemia ha trastocado es el de las relaciones afectivas. Los abrazos, las caricias y los besos que daban corporeidad a los vínculos se han convertido en un privilegio. El anhelo de la textura y la calidez por el contacto físico con nuestros seres queridos revelan lo fundamental de pequeños actos antes considerados protocolarios. Su ausencia obliga a plantear nuevas formas de acercamiento que no impliquen la presencia palpable y se construyan, en cambio, con ayuda de otras herramientas como la tecnología y lo digital. Esta reconfiguración en la demostración de los afectos es lo que exploran las obras a continuación enunciadas. En ellas se adivina el deseo de subsanar la distancia entre los cuerpos a la que nos vemos forzados, de procurar gestos de expresión y cuidados colectivos en medio de la imposibilidad física.