Etiqueta: Crónica

Leer Más

“El entierro de Cortijo” casi cuarenta años después

Quien escucha salsa y algo como un brinco animal empieza a sacudirle las caderas y los hombros, debe leer la crónica del puertorriqueño Edgardo Rodríguez Juliá: El entierro de Cortijo; publicada en 1982, mismo año de la muerte del músico boricua. Pero también debe leerla quien haya nacido entre la pobrecía de Lima, Caracas, Cali, Ciudad de Panamá, San Juan, La Habana, Veracruz, Nueva York o cualquier zona candelosa que desde los años sesenta venga trasnochándose al ritmo de los cueros aguardientados por una descarga bestial de Cortijo y su Combo. Debe leerla quien se asuma parte del feliz mulataje y entienda que las madrugadas en el barrio no llegan solamente con sabor a salsa, sino que también truenan seco y duelen de cansancio.

Leer Más

Metal en el Lago Vol. 1: Crónica en dos colores

Texto y fotografías por Arturo Meléndez

¿La Bestia volverá a México? Aún no lo sabemos. Festival BESTIA, aquel que en otrora presentó a Godflesh y John Zorn, no ha dado señal de vida desde hace tiempo. Sin embargo, la esperanza de una nueva edición fue devuelta por “Metal en el Lago Vol. 1”, un pequeño pero ambicioso espectáculo realizado el 20 de octubre en la Casa del Lago del Bosque de Chapultepec, organizado por BESTIA y que incluyó en sus líneas a las agrupaciones de avant-garde metal Descartes a Kant (Guadalajara, México) y Cleric (Pennsylvania, Estados Unidos).

Leer Más

“¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?”: Crónicas de Chava Flores

“México en una laguna y mi corazón echándose clavados. ¿Qué cosa será el amor?”

LOS CAIFANES

Las Ciudad de México es una ciudad pintada a través de sus contrastes. El claroscuro parece haber sido el principio fundamental usado por los cientos de generaciones de mexicanos que se han encargado de edificar una de las urbes más populosas del mundo.

Ya desde la primera ojeada por encima de las tierras del glorioso Valle de México, podemos observar que la palabra “pluralismo” se queda corta para abarcar las diferencias que existen entre los nueve millones de habitantes que conforman la sociedad que vive en él. Desde las lomas del Pedregal hasta el barrio de Tepito, del Cerro de la Estrella al cerrito de la Villa, del lago de Xochimilco al de Chapultepec, una simple mirada basta para darse cuenta que todo lo que existe dentro de este pedazo de tierra, casa de serpientes, águilas y nopales, excede los 1500 kilómetros cuadrados que los datos del INEGI se empeñan en arrojar.

Pues bien, hace casi cien años, un 14 de enero del ya lejano 1920, nació en La Soledad –una calle de nombre sugerente metida en el antiguo barrio de La Merced– un hombre que al final entendió que ni más de 200 canciones terminarían por ser suficientes para meter en ellas a una ciudad tan grande como la capital mexicana.

Leer Más

Por el boulevard de los sueños rotos

El centro de la Ciudad de México encarna en sí mismo la esencia de la contradicción. Quinientos años de urbanismo arquitectónico han sido suficientes para fundar los cimientos de una metrópoli que es fruto de la antagonía más insalvable. El paso del tiempo ha superpuesto piedra sobre piedra, haciendo que esta ciudad parezca devorarse a sí misma. La imagen de la serpiente que engulle su propia cola. El Templo Mayor a escasos metros de la Catedral, los vendedores ambulantes frente a los escaparates de las tiendas de prestigio, las desgastadas vecindades en la misma calle que las imponentes casonas; el centro capitalino, bautizado por el mismísimo André Bretón como “el lugar más surrealista del mundo”, ha terminado por ser la materialización física de una forma de vida que se niega a sí misma.

Ceremonia 18. ¿Suficientemente bueno para lo que estás pagando?

Por Arturo Meléndez

Fotos por Sofía Manzano


¿México necesitaba una nueva edición de Ceremonia? No, no, no. La verdadera pregunta es: ¿Ceremonia estaba listo para volver a México? Después de una atropellada edición de 2017 en la que la caída de un escenario provocada por un ventarrón obligó al festival a ser pospuesto un día y a perder muchos asistentes, Ceremonia se atrevió a regresar el sábado 7 de abril de 2018 al Centro Dinámico Pegaso en Toluca, Estado de México, para redimirse con los fanáticos que lo han seguido fielmente por seis años.

El festival Ceremonia 2018 creó una expectativa inmensa sobre los artistas que compondrían su cartel. “¿Y ahora no se les va a caer el escenario?”, comentaban algunos usuarios en las imágenes promocionales que comenzaron a circular en su página de Facebook desde diciembre de 2017. Radiohead, The Chemical Brothers, Beach House, Flume y M.I.A. —que canceló su participación el año pasado por el espantoso accidente— figuraban entre las predicciones de los fanáticos. Los boletos Early Bird (manera gringa de decir “a ciegas”, sin conocer quién tocará) fueron agotados el mismo día de su lanzamiento.

Un mes después, el tan esperado cartel fue revelado. Éste se conformó por treinta y un artistas de talla internacional, y fue encabezado por Beck, Soulwax, Rae Sremmurd, St. Vincent, y Caribou. Beck, sí, el de Loser, ¿no? ¿Soulwax? ¿Aún existe Soulwax? ¿St. Vincent? ¡Nada nuevo! ¿Cuco? ¿Broke Kids? ¿Mint Field? ¡¿Perreo Pesado?! Sí, este cartel lucía un tanto como el amigo raro de Corona Capital, ese que no es tan popular en el colegio pero aún así es exitoso con las chicas. No por eso el line up era calificable como “malo”. Al contrario, fue la cuna de doce horas de fiesta, baile y muchos colores.