Categoría: Sin categoría

Leer Más

"La cabaña siniestra" o la navidad en las montañas

Nunca sobra una buena navidad en familia, mucho menos cuando hay cantos, comida… y suicidios masivos. Severin Fiala y Veronika Franz, directores de Buenas noches mamá, regresan con una historia que deja literalmente frío al espectador con una historia intrigante y aterradora, con giros lo bastante pronunciados como para impresionar a cualquier asistente a las salas de cine.

Leer Más

“Doctor sueño”, de regreso al Overlook

Tres años después de la publicación del libro, pudimos ver en cines El resplandor, adaptación de la novela homónima de Stephen King, que además sabemos no le gustó absolutamente en nada al escritor estadounidense. Casi 40 años después, el tratamiento de Mike Flanagan (La maldición de Hill House) en Doctor sueño, que sirve como el siguiente capítulo de The shining, contiene una muy buena continuación y es al mismo tiempo una excelente adaptación del libro de King.

Leer Más

Festival Mórbido 2019: “Paradise Hills” y cómo cambiar para encajar en la sociedad

Encajar dentro de un círculo es difícil. Debes adaptarte a las opiniones expresadas y adoptarlas como propias, de lo contrario puedes ser visto como un bicho raro y automáticamente eres puesto del otro lado de línea para que los demás vean que eres diferente. Sin embargo, el pensar distinto a los demás y expresarlo siempre será un acto subversivo que servirá a otros a seguir tu ejemplo para no dejarse manipular.

Alice Waddington filmó Paradise Hills, una película acerca de cómo lo políticamente correcto vuelve robótica a la gente, al repetir lo mismo con el objetivo de no ofender o lastimar susceptibilidades y siempre en busca de encajar enfrente a los demás.

Leer Más

“La maldición de Hill House” y la oscuridad en tu interior

Cuando crecemos, pasamos de largo eventos que son importantes quizá no en el instante en el que suceden, sino mucho tiempo después: abusos, traumas, secretos familiares y, por supuesto, aquellos de los que no nos damos cuenta nunca, como las maldiciones. Algunas de ellas derivan de nuestros padres y abuelos; sin embargo, otras las tomamos en nuestro propio camino. La combinación de ambos ingredientes forja nuestro propio destino, que, creamos o no en él, es el resultado de las malas o buenas decisiones de nosotros y de nuestros antepasados. No podemos correr ni huir de nosotros mismos. Michael Flanagan hace una reimaginación del clásico literario de Shirley Jackson y toca estos temas de manera terrorífica en La maldición de Hill House.