Autor: Primera Página Revista

Primera Página es una plataforma digital dedicada a la publicación de material literario creativo y crítica cultural en sus distintas manifestaciones. Las opiniones aquí vertidas son responsabilidad directa de los autores que las emiten, y no del sitio como tal.​
Leer Más

Algunos poemínimos de Kevin Aragón

Presentamos hoy una serie de “poemínimos” de Kevin Aragón, término utilizado por Efraín Huerta para nombrar a ciertas creaciones poéticas brevísimas, en las que se destaca la picardía y el humor, así como la fuerza incisiva del epigrama. Que sea este una especie de homenaje de un poeta joven al gran cocodrilo. Memoria sonora en voz del autor. Ilustración de Cecilia Saucedo

ALGUNOS POEMÍNIMOS

A Efraín Huerta

CUANDO ESCRIBO

El pequeño poeta me mira…
¡Quisiera decirme
Algo que se le olvida!

STALKER

Veinte likes de amor
Y una publicación desesperada

Leer Más

¿Por qué se marchitan las flores? y otros poemas de José Francisco Ocampo

Presentamos hoy una selección de poemas de José Francisco Ocampo, pasante de la carrera de Letras Hispánicas, docente y director de danza. Ilustración de Cecilia Saucedo. Este dossier, además, es el que abre un nuevo espacio de Primera Página, un archivo sonoro de los textos literarios publicados en la revista.

¿POR QUÉ SE MARCHITAN LAS FLORES?

                                              Para: Iván Palacios

Todas las flores se marchitan

y todo es una flor.

También mueren las rocas

como mueren los días,

se secan las nubes

tortugas que encallan,

se desvanecen los instantes

olas nocturnas.

El amor se deshoja,

caen los pétalos

como pestañas del alma

y la hojarasca ya es un montón

de olvidos forzosos.

Uno llora, repitiéndose

¿Porque las flores se marchitan?

¿Por qué nos abandonan?

Mientras las cosas nos responden

con su crudo desgaste.

Leer Más

So Long, Leonard. Canto a la muerte de Leonard Cohen por Demian Ernesto

So long, Leonard

Mais je n’ai pas peur

J’ai repris mon âme.

Un día pudiste volver mortal a la muerte, amigo.

También amé a Mariana.

Debajo de mi lengua, la saliva derritiéndose en palabras y el aullido profanando mi soledad. Aúllo a las pléyades y a la imaginación. Olvidé cantar, todo es silencio y te pertenece.

Leer Más

EL CULTO A LOS MUERTOS: EN LAS PROFUNDIDADES DEL LABERINTO

day_of_the_dead_display_at_disneylandCaminamos por las calles y viene al encuentro de nuestros sentidos una amplísima gama de estímulos: un ambiente festivo por doquier, disfraces de monstruos, de catrinas y catrines; en los mercados el dulce olor de las flores de cempazúchitl, los sahumerios, el pan de muerto, las calaveras de chocolate y de azúcar; el ambiente se llena de fiestas, los más pequeños piden su calaverita y los literatos que llevamos dentro salen del subsuelo a entonar cantos donde la flaca es la protagonista y va en busca personas o grupos que nos son queridos, si no es que de nosotros mismos. En México es común el sincretismo (si no es que el sincretismo de sincretismos) entre el Halloween y el Día de muertos. Sincretismo de sincretismos porque, si hacemos caso a las historias más difundidas, tanto Halloween como el Día de Muertos son el resultado de la mezcla entre tradiciones precristianas y cristianas, siendo el All Hallows Eve, y el Día de Todos los Santos domesticaciones de tradiciones celtas y de pueblos prehispánicos respectivamente. En nuestro país, en algunos lugares, especialmente en las zonas centro y sur, logran apreciarse aún ritos con rasgos indígenas.

Leer Más

El pescador de la fuente y otros poemas de Kevin Aragón

Presentamos hoy una serie de poemas de Kevin Aragón, Hispanista de la FFyL, en los cuáles la imagen poética tiene una preponderancia importante.

 

EL PESCADOR DE LA FUENTE

(FFyL, 2015)

 

I.

En la fuente del Ágora

las mujeres son rumor de río.

Yo me detengo a contemplar sus aguas,

los peces de sus ojos.

 

II.

Mi sonrisa, anzuelo o piedra,

rompe la tensión de la epidermis;

salpica la tarde con la duda;

ahuyenta o atrae a mis dientes

las escamas solares.

Leer Más

El martillo de las brujas: sospechas sobre Núremberg

La única muerte legítima es aquella que se ha legalizado. Durante el claroscuro del Siglo XVI, entre la neblina del cristianismo hegemónico, los pueblos Alemanes se engrían de seguridad a la justicia. Epíteto máximo de fe. ¿Cuál es la naturaleza de su ufano? La actitud avasallante tomada frente a los demonios del mundo. La seguridad de la humanidad estaba en peligro frente a los aterradores espectros que invadían sus casas, hurtando el alma de los infantes, colapsando las cosechas, arruinando el devenir. ¿Qué clase de creatura era la responsable? El mundo ordenado, el mundo de Dios, no puede permitir la existencia de tan execrable sustancia. Y evidentemente, no sucede así. El origen del mal no es la naturaleza humana, sino la injerencia diabólica. Las brujas surgen gracias a la participación ritualista del diablo. Una mujer cualquiera, con características generales, mundana, cotidiana; decide, de un momento a otro, usurpar el justo medio de facultades otorgado por el creador, aliándose a la temible oscuridad para, sacrificando su alma y tributando su cuerpo, enaltecer su beatitud y obtener ganancias mágicas. El poder infernal de traspasar los límites planteados a la humanidad las aleja de Dios. El deber de todo buen cristiano es reconstruir la armonía del mundo, restaurar la bondad, enorgullecer el nombre de Dios. ¿Cómo? Hay que erradicar de la faz de la tierra a las brujas. Pero, el asesinato es castigado por mandato divino. Sin embargo, Dios sabe tanto de jurisprudencia como de arquitectura. El que está lejos de Dios puede ser reorientado a su gracia a través de abandonar su pecaminoso cuerpo, expiando su alma a través del sufrimiento.

Leer Más

De rapsodas a rockeros: reflexiones en torno al premio Nobel de literatura 2016

El jueves 13 de octubre de 2016 fue anunciado el premio Nobel de literatura otorgado a Bob Dylan. Al principio, muchos, incluyéndome, pusimos el grito en el cielo al descubrir que el galardón fue otorgado a un músico. Diversos autores figuraban en la competencia: Philip Roth, Adonis, Ngugi wa Thiongo y, aunque a muchos les sigas molestando, Haruki Murakami, pero al final lo obtuvo el cantautor estadunidense; ahora denominado también como poeta. Ésta última denominación es la que ha hecho ruido en la gente, ¿es Bob Dylan un poeta?

Leer Más

Otto Dix: la realidad en el arte

La exposición Otto Dix. Violencia y Pasión, uno de los eventos más relevantes de la programación germana del Año Dual Alemania-México 2016-2017, se presentará a partir del 11 de octubre en el Museo Nacional de Arte.

No estoy obsesionado con hacer representaciones de la fealdad. Todo lo que he visto es bello”.

Probablemente estas palabras resumen la poética o el estilo que el pintor alemán Otto Dix trazó a lo largo de toda su vida y obra. Su trabajo retrata los contrastes sociales, los estragos de la guerra, los bares, el jazz, el rostro de los marginados, de los habitantes de la noche, la luz y oscuridad de las ciudades, y la doble moral de una civilización en decadencia.

Leer Más

Los olvidos y otros poemas de Enrique González Rojo Arthur

Presentamos orgullosamente el día de hoy (a un par de días de su cumpleaños) una selección de poemas del gran poeta Enrique González Rojo Arthur, quien es seguramente uno de los poetas vivos más importantes de nuestro país. La suya es una poesía en la que se evidencian tremendas preocupaciones filosóficas y políticas, pero también, un gran cuidado de la música y el ritmo. Agradecemos infinitamente al autor por permitirnos publicar parte de su obra. La ilustración y la selección son de Cecilia Saucedo.

VIDA Y OBRA DEL ESPACIO

 A Guillermo Tovar de Teresa

 No es verdad que el espacio

sirva como lugar en que se citan

oquedades, rendijas, intersticios

celebrando el congreso de la nada.

No es el telón de fondo

donde hay algo que salta y representa

ademanes de ser, gestos de cuerpo.

No es tampoco un vacío donde aflore,

con el solo habitante de la asfixia,

el único rincón en que la historia

no puede respirar.

Hay espacios que nacen, que gatean

con sus tres dimensiones. Espacios que se yerguen,

sumándole agujeros a su hueco,

hasta la edad madura del abismo

–donde está siempre el vértigo asomado–

o hasta esbozar un ámbito que abarque

desde tu boca abierta hasta los cráteres

que se abren en la luna.