Etiqueta: Música

Leer Más

Cinco bandas que han reventado el 316centro en primer aniversario

La vida nocturna es infinita, por lo menos en la CDMX. Una gran cantidad de lugares nos reciben cada fin de semana con los brazos abiertos para disfrutar la mejor música y vivir noches inolvidables. De todos ellos, 316centro es una opción muy joven pero bastante atrayente, pues en su escenario desfilan artistas mexicanos —e internacionales— de géneros tan escondidos y amados a la vez, como el shoegaze, drone, post-rock, entre otros.

Esta “galería musical” —como la describen sus creadores— ubicada en la periferia de la Zona Centro de la CDMX, está a punto de celebrar su primer aniversario, y para ello ha organizado la Temporada316, una serie de conciertos a lo largo de julio y agosto que ha contado con la presencia de agrupaciones como Annapura, Cardiel, Mint Field, Kali Malone, entre otros, y que cerrará con broche de oro gracias a la presencia de… ¡Stephen O’Malley! Miembro fundador de la mítica agrupación de drone metal Sunn O))). A él lo acompañarán Lori Goldston, violonchelista de Nirvana y Earth, y Vyctoria, agrupación mexicana de post-rock y drone.

Sin embargo, antes de comenzar la fiesta, es meritorio recordar cinco espectáculos que han hecho vibrar este lugar, los cuales dejaron su huella en la web a través de su captura en video por parte del público. Vale la pena echar un vistazo a estas bandas independientes.

Leer Más

Metal en el Lago Vol. 1: Crónica en dos colores

Texto y fotografías por Arturo Meléndez

¿La Bestia volverá a México? Aún no lo sabemos. Festival BESTIA, aquel que en otrora presentó a Godflesh y John Zorn, no ha dado señal de vida desde hace tiempo. Sin embargo, la esperanza de una nueva edición fue devuelta por “Metal en el Lago Vol. 1”, un pequeño pero ambicioso espectáculo realizado el 20 de octubre en la Casa del Lago del Bosque de Chapultepec, organizado por BESTIA y que incluyó en sus líneas a las agrupaciones de avant-garde metal Descartes a Kant (Guadalajara, México) y Cleric (Pennsylvania, Estados Unidos).

Leer Más

György Ligeti: Atmósferas

El día permanece muerto, pero es ahora, en la recobrada lucidez de la mente despierta, que sabes nombrar el terror de piel fría que desprende su red partiendo hacia el olvido. El sueño nace sin límites. Impermeable al deseo del portador, se desliza entre las categorías sin nombre de la mente, cazando la presa que escondiste. Desde este tapiz de hilos sin fin, entes desfigurados toman la imagen de objetos solo relacionados por una metonimia ininteligible. El gradiente que imaginas entre el ensueño y la pesadilla es ilegítimo durante la noche. Tanto es así, que al sueño libre, para transformar la fascinación en angustia, le basta solo la muerte del ser amado, la violación de la estrella, el fuego, el pantano, el espejo o la maraña de seda que el enjambre de gusanos dejó a su paso cuando el terror te obligó a despertar. A lo lejos, un murmuro.

Leer Más

Edgard Varèse: “Octandre”

Las ideas, desde su expresión en los individuos, cobran vida propia. Estas unidades de información se propagan entre personas como genes entre células. De esta manera, ideas tan viejas como la humanidad han sobrevivido civilizaciones enteras: dios, el tiempo, la belleza, el héroe, el inframundo. Conceptos que viven más allá de nosotros se propagan con nuestras voces y en nuestra obra. Así fue como una idea llegaría a posarse sobre las cejas de Varèse que lo movería a participar en la alteración permanentemente del paradigma musical.

Leer Más

Cómo aliviar un corazón roto en cuarenta minutos

Chico “A” ama a chica “B”, pero chica “B” no quiere a chico “A”. Esta sencilla fórmula ha inspirado un montón de historias en el cine y en la literatura, mismas que han sido adornadas de un millón de maneras para disimular que siguen este patrón. Sin embargo, olvidado en los cajones de algún coleccionista de LP’s, existe un álbum que captura, perfectamente y sin tapujos ni ornamenta, la experiencia de ser rechazado.

Leer Más

Silvestre Revueltas: El renacuajo paseador

A todo mexicano le deseo que se encuentre, alguna vez en su vida, caminando a la media noche por las avenidas cruzadas del centro histórico de la ciudad. Que su curiosidad le lleve a conocer las fuentes de Santo Domingo, a contar las columnas de la catedral y a visitar bibliotecas escondidas. Que reconozca en la alameda a los dioses del pasado. Que a los ojos cansados llegue la luz violeta del ángel en reforma. Que los murales escondidos detrás de la brillante fachada blanca de Bellas Artes le susurren desde dentro los acordes que han resonado ya por 84 años. Y más que nada, le deseo encuentre al compositor que vivía su última noche borracho y frío, con su mirada melancólica, cabello alborotado, y bigote empapado en cerveza: a Silvestre Revueltas, huyendo de los gatos directo al pico del pato.

Leer Más

NRMAL y Aural: de cómo dos chicos raros han dado las mejores fiestas de la Ciudad

Por Arturo Meléndez

¿Dejar la Ciudad de México? Es una opción tentadora si se considera el aumento de la población y su correspondiente impacto en la vida diaria. Algún estado tranquilo y apacible como Hidalgo sería una buena alternativa; aunque si algo extrañaré de la Ciudad, además de su arquitectura o su red de transporte, son los festivales de música, y no me refiero al Vive Latino o Corona Capital.

Más allá de estos dos eventos, la oferta de festivales en la Ciudad es amplia y apta para todos los gustos, aunque no es exclusiva, pues más espectáculos del mismo tipo se inauguran año tras año a lo largo y ancho del país, tales como Roxy Fest (Guadalajara), Pal’ Norte (Monterrey), Pulso GNP (Querétaro), entre muchos otros. Todos ellos se han caracterizado por promover actos locales y, más recientemente, por traer artistas internacionales de moda en México.

Esta diversidad en el mercado reduce mis posibilidades de querer abandonar la Ciudad, y esto se refuerza con la existencia en ella de dos festivales que no he conocido en otros estados, que me atan a la capital de una manera nostálgica.