Historia de un naufragio y otros poemas de José Francisco Ocampo

 

Historia de un naufragio

“Moverse es vivir, decirse es sobrevivir”

Fernando Pessoa

 

El parir es la reproducción

de un antiguo mito,

es el símbolo del origen

de la separación del Uno.

La explosión

Big

Bang

es la expulsión del individuo

que buscará el retorno

en simulacros amorosos

nunca satisfechos.

Primero el polvo de estrellas

después planetas, o soles o lunas:

insatisfechos peregrinos que marchan

sobre el destino impredecible

de sus órbitas;

primero la búsqueda instintiva

del esperma

después expulsión

eterna

hasta que somos hombres

planetas o soles o lunas.

Penetra cuidadoso el sol

entre las sombras

sin poder contener su fuerza

más grande que él,

se asoma tierno sobre las tierras

abandonadas

y las observa como una madre

frente a la cuna;

una extensa laguna sonríe

desde su frialdad

en que duermen sus aguas,

recibe gozosa las primeras astillas solares

y devuelve pacífica un humilde reflejo:

con esa misma belleza

miras en la foto y tienes veintidós años

Me paseo como un sonámbulo

por tu sonrisa,

perdiendo el equilibro

entre la vigilia y el sueño;

estás más cerca

mientras baja cautelosa la noche

y yo espero la sombra y el silencio

para buscarte.

De una sonrisa cuelgan tus ojos,

me miran fijos,

(alfileres finos rasgando el vacío)

y adivino tu esencia erótica

en medio de la neblina

(Los amantes de Pompeya)

1

En ese beso que se hizo caricia

en esa caricia que desborda al tiempo

y nos vuelve eternidad

quedaremos insertos:

lunar en el vacío

náufragos del mundo

 

2

Morimos un instante

en el punto máximo de la vida:

trueno, ola

lluvia, amanecer

¡Orgasmo!

Estrella fugaz que dura para siempre

somos los amantes de Pompeya

(Individuos)

Prostituimos las promesas

los entrelazos

y sus eternidades

los besos

carentes de tiempo

como  estatuas

los mares

caricias;

prostituimos

nuestra condición de dioses

traicionamos nuestros cuerpos

al espíritu

y el mito que encarnamos;

ignoramos esa fuerza

individuos,

rechazamos el misterio:,

toda nuestra metafísica

que une

a la tierra húmeda con la flor

al día con cada noche,

al verde de la hoja

al grito del silencio.

Ahora somos olvido

por las calles

en otros brazos

la indiferencia

pasado sin memoria

presente sin raíz

que se prostituye a sus impulsos

a la palabrería

al hueco de los corazones

a la anatomía

con su mecánica

libre de magia;

sólo somos sexo y humo

el ruido de las vibraciones

inconciencia,

la levedad de un cigarrillo

sin remordimiento

de nuestras traiciones.

 

High-Kus

Una hoja seca

cae

sobre la cabellera blanca

 

En el cielo

pasa lentamente

un globo perdido

 

Junto a los muros de contención

destrozados

crecen flores amarillas

 

Acerca del autor: José Pepe Ocampo: #estudiantedemímismopococonfiableyadmiradordelosinsentido #psiconautaretiradoexplorndoloirreal #románticoposmodernoqueescribeparasobrevivir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s