Etiqueta: Poesía

Leer Más

Rosalía es para siempre

Siempre encuentro muy necesario hablar, sugerir o escribir sobre por qué cualquier momento es perfecto para leer a Rosalía de Castro (1837-1885). La gran poeta de Galicia ha dejado su huella en la tradición popular gallega y en un sinfín de autores ulteriores; por ejemplo, en los Seis poemas galegos (1935) y en algunas de las Impresiones y paisajes (1918) de Federico García Lorca, en los relatos cortos de Manuel Rivas, así como en cantautores como Xoan Montes Capón, Luz Casal y Carlos Nuñez, quienes han musicalizado la “Negra sombra» del fenomenal libro Follas novas (1880). El otoño siempre nos invita a reiterarnos la fugacidad de nuestra piel, como si fueran hojas quebradizas de un otoño deshojado. Éste es el mejor momento, tal vez, para ir a las Hojas nuevas tan eternas y tan entrañables como la presencia de Rosalía de Castro.

Leer Más

Una pincelada de realidad en el lienzo del deseo: La contemplación en la poesía de Luis Cernuda

Luis Cernuda ha sido uno de los casos más claros de ‘voz’ poética. Lo que ha habido siempre en su mejor poesía ha sido eso: voz, indefinible acento, ritmo pero no insistente, sino tierno y ahogado como de agua murmurante.

Tomás Segovia

Contemplación. Con esta palabra —aun en distintas altitudes temáticas— Pedro Salinas, Elena Garro, James Valender, Octavio Paz y Miguel J. Flys coinciden al aproximarse hacia los primeros trazos del retrato del magnífico poeta sevillano Luis Cernuda Bidón (1902-1963). Por supuesto, estos retratos de palabras suelen trazarse con técnicas muy poéticas de pincel delgado y amable. “Era como si Cernuda viviera separado del mundo por una cortina invisible”, dice Elena Garro en sus memorias españolas, en las que la escritora mexicana nos lega cómo le conoció dorándose la piel bajo el fustigante sol en las playas de Valencia, en plena Guerra Civil. Garro nos describe a un Luis Cernuda tímido, cariñoso, melancólico y reforzadamente prudente ante las preguntas insaciables de Elena. Con esa misma paciencia con la que Cernuda observaba el mar de Valencia entre bombardeo y bombardeo, trazaba el recorrido de sus primeros pasos literarios. La soledad fue un ingrediente medular de la creación poética de Cernuda. La soledad permite que el poeta admire y contemple el mundo para articularlo mediante el misterioso y revelador lenguaje de la poesía. No son gratuitas todas las letras que se han escrito sobre los colores de Fray Luis de León en las imágenes poéticas del sevillano:

Leer Más

Canto y arquitectura || Poemas de Edis Namar

Perorata de un loco (otro rayo de luna)

«La vi. Filo de guadaña la luna.
La hierba a vértigo de selva sonaba.
La miraba, tan sólo la miraba.
Rayo era que refulge en la laguna,
una cósmica reflexión montuna,
perdida esquirla de una estrella brava,
luz maldita que del hombre secaba
las razones. ¡Oh, suerte cruel y bruna!
Porque lo bello no nos salva, no…
Era el horror ceñido de artificio,
ojos serenos que el diablo tomó
para hurtar el elixir de la mente.
No los mires que a través de su esquicio
está hacia la postrera sombra el puente».

Leer Más

Cuando se encuentran las palabras: Homenaje a la poeta Julia Uceda

Parece que la vida no se cansa de demostrarnos que hay geografías en las que las aguas de sus ríos llevan disuelto el mineral de la poesía. Es por esto que quienes la han bebido desde hace siglos regalaron al mundo una fuente de la que brotan poetas y más poetas como un chopo de palabras cristalinas de tornasoles.

Hay en Andalucía una predisposición por la creación poética; y no me refiero a que no exista en ningún otro sitio, pero en la tierra de Luis de Góngora, Gustavo Adolfo Bécquer y Antonio Machado se respira aquel ingrediente mágico que Federico García Lorca cristalizó en América como duende. Y coincido con Lorca en que México y España son territorios poéticos en los que nuestras vidas aprendieron a andar de la mano de la muerte, por eso le cantamos y bailamos con ella. La latencia de la muerte, como una sábana de nubes que mantiene en calor de la irónica vida, es el firmamento de la poesía andaluza.

Leer Más

Familias y vacas

Hace poco fue mi cumpleaños y Mariana me trajo un libro. Es una tradición que hemos tejido en el tiempo en el que hemos sido amigas. Regalarle un libro a alguien de letras es ciertamente una tarea difícil; llegó un momento en el que los libros de Castellanos y Dueñas se nos acabaron, así que me trajo un poemario delgado envuelto en papel azul. Me dijo «es una poeta nueva, espero que te guste».

Leer Más
Herencias - Aimeé Cervantes

Mar de Tiempo sin arena || Poemas de Carlos Sánchez Emir

Ilustración de Aimeé Cervantes Flores

Poemas a Salvador Novo

I. Abuelos

Alguien llega a casa tan gris
del trabajo, en la cama se recuesta
y recorre, con los ojos bien cerrados,
los sitios de su infancia.

Se ilumina
el principio de una lágrima
y canta, en pensamientos, una canción
que ya todos olvidaron.

Parecía que de la infancia
ya no tenía nada; y sin embargo,
las sábanas amanecen húmedas
como en aquellos días
donde los peores monstruos
visitaron sus sueños.