Creación Literaria, Literatura

Muestra de poesía || Claudia Saraí Fernández López

Casandra responde

Padre, abrazo que entierra las garras,

hielo que abrasa.

Tú que criaste cuervos,

los ojos les sacaste.

Padre, me rompiste el cuello,

desangraste la gallina,

quemaste las alas,

mientras mi madre fregaba el piso.

Padre, la mirada incestuosa mi cuerpo arropaba.

Padre, no escuchaste la profecía,

me ataste la lengua.

Yo entendía el lenguaje de las aves.

Padre, aquí sigo.

Nunca fui como mi madre.

Mis ojos de serpiente te saludan.

San Salvador, 2018

***

Bienvenida

A Roque

Me rencontré con el dolor.

Entre el hedor de las calles

y el llanto de niños desconocidos.

Lo encontré como objeto olvidado,

bajo el polvo,

cubierto con máscara de soberbia.

Reconocí mi dolor porque era una foto de mi padre donde la soledad se le escurría por las cejas.

Reconocí el dolor en mis entrañas marchitas donde las lágrimas esperan mi último derrumbe.

Reconocí el alarido oculto en mis ojos, en mi barbilla.

Reconocí en su foto los mismos ojos, mis ojos.

Lo reconocí en estas palabras,

en la risa del verano, en las hormigas, en las chicharras.

Ahora lo sé,

lo único que me queda es el apellido.

San Salvador, 2018

***

Tantalismo

La lengua se cansa de la saliva

No conoce el aroma del cedro

Ni el breve suspiro de   las olas

La arena el olvido acaricia

La lengua también vive en silencio

Cansada de sabores pasajeros

Sueña con la tierra entre sus manos

***

Eclipse

Descubro mi fe en la verdad de las sombras

El árbol deja de ser verde y revela su oscuridad

Su oscuridad rebela

Ráfaga de viento

asoma el follaje temblante

Cuando miro mi sombra

en un instante desaparece mi carne

De velo mi piel

Mi piel develo

El claroscuro retrata las piedras

Un eclipse fecunda mis huellas

Tímida sombra soy

***

Orión desde la hamaca

Tres faros insomnes

Reposan con miedo a tocarse

Debajo mis dedos tejen lo que llamamos estrellas

Como un niño señalo y repito tu nombre

En el fino lenguaje de la noche

el silencio responde

A ciegas las sombras se ocultan

Donde el viento aciago susurra como una ola

Miro mi cuerpo que en el desvelo descansa

***

Memoria ciega

Mi memoria ciega

quiere borrar los rostros

Me delata

Intento cortarle la lengua

Cortarle las manos

Permanente mi memoria

De mí se ríe

No puede ser enterrada

Su rastro      Hojas caídas en la tierra

Su rostro      Después de la lluvia

Memoria mía

Lejana mira

Esta memoria coja

A lugares ocultos regresa

Regresa

Regresa

***

Volcán

Para qué callar

si hay demasiado silencio

si camino entre muertos

Para qué callar si el agua roja nos hunde

si mi lava destruye    consume

quedan cenizas

Para qué callar si el ácido carcome los huesos

las entrañas desgarran los pensamientos

Para qué callar

si veo la sombra de un Dios

que no aparece

México, 2015

Guadalajara, México.

 Marzo de 2018.

Salomón Aceves Gastélum, 25 años.

Jesús Daniel Díaz, 20 años.

Marco Ávalos, 20 años.

Eran estudiantes.

Los asesinaron y  disolvieron sus cuerpos en ácido.

 ***

Murcia

Hace demasiado frío para una ciudad sofocante. Días antes, te recostaste en la cama preguntándote qué tan lejos estabas de casa. Mirabas el mapa, tus dedos eran la medida del Atlántico.

La mujer del segundo piso irrumpe con su habitual canto andaluz. Te acercas a la ventana y alcanzas a mirar su rostro. Algo tiene el flamenco que también te pone triste. La tina está lista, hundes los dedos. Te quitas la ropa. Te recuestas lentamente. Tus manos juegan con las olas.

***

Despedida

Mi vientre está hueco

Corren los días   envejece

Me quedan los dedos   anidan cuervos

Tuve semillas

Murieron en la habitación oscura donde una breve flor habitó

Me despedí en silencio

Mi vientre está hueco

Sé que mis aves envejecen

***

Claudia Saraí Fernández López (Toluca, México). Maestra en Humanidades y estudiante del Doctorado en Estudios Literarios por la Universidad Autónoma del Estado de México. Ha participado en congresos nacionales e internacionales sobre Lengua y Literatura. Ha colaborado en revistas de divulgación y crítica literaria. Forma parte de Colectivo Cuervo Rojo, grupo dedicado al fomento de la lectura, difusión de la poesía, intervención del espacio público y otras formas de exploración poética. Su primer libro Los Dioses se ahogan está próximo a publicarse en la ciudad de San Salvador.

Revista Primera PáginaAutor: Revista Primera Página Primera Página es una plataforma digital dedicada a la publicación de material literario creativo y crítica cultural en sus distintas manifestaciones. Las opiniones aquí vertidas son responsabilidad directa de los autores que las emiten, y no del sitio como tal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s