So Long, Leonard. Canto a la muerte de Leonard Cohen por Demian Ernesto

So long, Leonard

Mais je n’ai pas peur

J’ai repris mon âme.

Un día pudiste volver mortal a la muerte, amigo.

También amé a Mariana.

Debajo de mi lengua, la saliva derritiéndose en palabras y el aullido profanando mi soledad. Aúllo a las pléyades y a la imaginación. Olvidé cantar, todo es silencio y te pertenece.

Los latidos del corazón se cansaron por volar demasiado tiempo con los ojos cerrados.

Cuando voy sobre los puentes quisiera caer para sentir la caricia desnuda del abismo.

Esta noche es desgarradora, como una pandilla de niños con mugre en el rostro, desdentados y sin desdicha.

Abrí mis libros de pasado, encontré mis antiguas grietas. Vi también mi calavera.

Tendré un cadáver sonriente, puesto que soy un hombre moderno. Las caricias de la muerte se han banalizado, también las promesas de los amantes, también las flores de olor siniestro.

Espero del viento la fulminación de dios, cargo en mis adentros la furia de su olvido. Es cristal su monumento. Acrisoladas imágenes de cuerpos desnudos y furia me reviven. Como me revive el orgasmo que tuve en regiones desamparadas.

Por las cuencas de mis ojos

dejé caer la luz hacia lo oscuro.

Íbamos a perseguir nuestras sombras hasta el fin de la poesía. Nos alejó la maravilla. Estupefacto de los resultados de mis terribles acciones, de mis blancas manos, de mi rostro envejecido. Ando con la sonrisa del niño y la mirada del enamorado enfermo.

Leonard Cohen acaba de morir. Es momento de una nueva tristeza. En lo alto de la ciudad, fumo y espero alejar los temblores. Pequeñas hormigas entran en mis zapatos y comen de mí lentamente, poco a poco me infestan. Hoy nació Arthur Rimbaud, sé que no me equivoco. Es momento de una nueva felicidad.

Los tupidos montes cobijan nuestros pasos en el aguacero, avancemos.

Quizás después de callar tanto vuelva la música. Más bella que nunca.

Noviembre 10, 2016

Del autor:

13933271_10208263164151455_2091686875_n Demian Ernesto: Sociólogo por la UNAM, periodista para el diario Excélsior y principalmente, hombre condenado a la poesía.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: