Etiqueta: Nocturlabio Ediciones

Leer Más

Enigmas de la noche fría (IV) || Nocturlabio Ediciones

La indeterminación de la realidad: “El caso Morcillo” de Héctor Fernando Vizcarra

Recuerdo cuando leí por primera vez la novela 1984 de George Orwell. Estaba en la preparatoria y me pareció fascinante, así como aterradora, la sola idea de poder manipular y construir el pasado. Estaba en el segundo año del bachillerato, apenas conociendo de la vida, y aquello me resultó una idea ficcional y siniestra. ¡Qué lejos de la realidad aún estaba!

Anuncios
Leer Más

Enigmas de la noche fría (III) || Nocturlabio Ediciones

La luna, cómplice de la nevada

En los primeros dos textos de la antología Enigmas de la noche fría, sobresale la nevada como antecesora del desastre. La nieve acompaña a la víctima como manto blanco que cubrirá su cuerpo herido o como la precursora de dolencias inimaginables. No es el caso del cuento de Amanda Teresa Espinosa Galaz, pues la nieve será un factor tranquilizador en medio de la persecución. Un detalle interesante más: encontraremos a la ciudad y su cotidianeidad como protagonista, desenvolviéndose en los pliegues de sus calles y zonas conocidas y emblemáticas, adentrándonos en una metrópoli ficticia disfrazada de verdad. Un libro que suelto como recomendación para aquellos que deseen retratar a la ciudad de sus sueños como persona es el de Vicente Quirarte. Elogio de la calle. Biografía literaria de la Ciudad de México, es un texto genial para comprender el portento literario al que se inscribe Espinosa Galaz con su texto “Ártemis”.

Leer Más

Enigmas de la noche fría (II) || Nocturlabio Ediciones

“Carátulas” de Mariana Figueroa: el regreso del suspenso a los teatros mexicanos

Una noticia terrible. Un asesinato en escena: un cuerpo colgando tras las bambalinas de uno de los teatros más importantes de la Ciudad de México. La nota roja bebe de este lago de necrosis social. Podemos ver, por primera vez, que la noche previa a la nevada y la de ésta también fueron las de los crímenes. Mariana Figueroa nos da la pieza clave para descubrir, con asombro y horror, que Enigmas de la noche fría es la nota roja literaria: deténgase, lector. Estamos en la Ciudad de México nevada y violenta, y no sabemos cuál de las dos (la literaria o el espacio físico donde leemos la antología) es más siniestra.

Leer Más

Enigmas de la noche fría (I) || Nocturlabio Ediciones

No soy un gran lector del tema policíaco, pero soy un arduo y exigente lector de cuentos, un género tan propio de nuestra América, y en donde tengo la intuición que se ha abierto paso de manera prolifera, pero con una marca muy propia de estas jóvenes naciones: el misterio y terror son mantos que forjan los entramados narrativos.

Nocturlabio Ediciones, joven editorial mexicana, ha conseguido lo que puede resultar complicado: hacer una buena antología de cuentos. Con el boom editorial que se arrastra desde el estallido latinoamericano de las letras, allá por mediados del siglo pasado, la literatura ha entrado en una crisis genérica, pues a veces parecemos preocuparnos más por la venta que por la difusión del objeto textual. Peor aún, queremos clasificar por supuestas “especialidades” de las casas editoriales, y no por el contenido estructural del texto.

Enigmas de la noche fría, como se titula la antología que reúne a los autores Amanda Espinosa, Jorge Estrada, Mariana Figueroa y Héctor Vizcarra, y coordinada por Elik Troconis, me ha dejado un buen sabor de boca. El ordenamiento de los textos me parece certero, los momentos de tensión son audaces y el universo compartido una innovación fresca. Habrá ciertos errores, quizá en construcción sintáctica o con descuidos en el habla, pero se vuelven menores ante los precisos aciertos que obtiene la obra publicada. Confío en que la antología, un almanaque rojo y ficticio de aquella oscura y fría noche de abril, sea el principio de una buena racha de valientes propuestas de lectura para un público amplísimo. Les deseo suerte.