“Doctor sueño”, de regreso al Overlook

Tres años después de la publicación del libro, pudimos ver en cines El resplandor, adaptación de la novela homónima de Stephen King, que además sabemos no le gustó absolutamente en nada al escritor estadounidense. Casi 40 años después, el tratamiento de Mike Flanagan (La maldición de Hill House) en Doctor sueño, que sirve como el siguiente capítulo de The shining, contiene una muy buena continuación y es al mismo tiempo una excelente adaptación del libro de King.

El mundo es un lugar oscuro y hambriento.

Estas son las palabras que Dani Torrance le dice a Abra, una adolescente que también tiene el poder de saber cosas y comunicarse por medio de la mente como él (cualidad llamada “resplandor”). Este poder causa que estos niños se den a notar dentro de un plano espiritual o astral donde no están solos. Hay un grupo de “semihumanos” que viven de comer el resplandor llamado “el nudo”. Este grupo de devoradores de almas se dedican a buscar niños con este poder y, literalmente, alimentarse de ellos. Dani Torrance es ahora una persona dependiente del alcohol y casi un vagabundo que trata de apagar su poder para no recordar lo sucedido en el hotel Overlook. De alguna manera, Abra, que tiene un resplandor más potente, lo encuentra y comienza una conversación con él, hasta que este grupo sanguinario la encuentra y Dani siente el deber de ayudarla. Ésto los hace enfrentar a demonios terrenales y también su propio pasado.

No quise revelar mucho en la sinopsis. Si ya viste la película y quieres saber más, este texto es para ti, pero si aún no la conoces… cuidado. HAY SPOILERS.

***

Liderados por Rose the hat, “El nudo” es un grupo de semihumanos sempiternos y devoradores de almas. Su eterna juventud depende de cómo se alimentan del resplandor (también llamado vapor) que encuentra en niños como Abra y en su momento, Dani Torrance. Este resplandor los hace potencializar sus poderes y su capacidad de desprenderse de sus cuerpos o realizar viajes astrales para encontrar más alimento. También funcionan como una secta al realizar rituales de conversión y sacrificios de niños que les conviene tener en su grupo o les sirve de alimento.

DSC05161.dng

La subtrama de este grupo llamado “El nudo” encaja muy bien dentro de la historia, debido a que aquí ya no hay el peligro latente que representaba Jack Torrance (Jack Nicholson). Esto le imprime un suspenso bien aterrizado. El director supo muy bien plasmar al nudo como una amenaza real para Abra y Dani al mostrarlos como asesinos despiadados. También, es efectiva la escena del sacrificio de un niño de 12 años, porque da sentido a la cita que puse casi al inicio del texto: convierte al mundo hambriento y oscuro algo real y peligroso.

La ausencia de Jack (Torrance y Nicholson) no sólo modificó el desarrollo de la historia, sino que también condicionó la grabación de Doctor sueño. Es evidente que existe un tributo a El resplandor de Stanley Kubrick, aunque es probablemente una de las cosas que menos me gustaron de la película. Tampoco significa que por ello sea mala. Entiendo perfectamente que es imposible poner al Jack Torrance de la primera parte o a Shelley Duvall en la escena clásica de: “here’s Johny”. En la película de Flanagan, estas escenas son recreadas con otros actores que en términos generales lo hacen bien. Jack Torrance es interpretado por Henry Thomas (La maldición de Hill House) y Wendy Torrance por Alex Essoe. Alex Essoe  incluso emula muy bien el tono exacerbado de preocupación y angustia de Wendy en varias escenas. Henry Thomas es puesto en cámara a modo de que emule a Jack Nicholson y, gracias a su caracterización, lo logra. Sin embargo y, aunque está llevado a cabo muy bien, estas escenas (que además son muy pocas) parecen una caricatura de sus originales.

Estas recreaciones, desde mi punto de vista, fueron necesarias por las escenas en las que incluían a Dani Torrance de niño y Wendy después del Overlook, justo cuando ambos buscan reponerse de su trauma. El niño sigue viendo a los fantasmas del hotel y esto le causa terror, hasta que aprende a manejarlo.

Además de las recreaciones, otra elemento de la película resalta desde el título mismo. Muchos se preguntarán: ¿Por qué se llama Doctor sueño y no The shining: parte 2?

Dani Torrance es un dependiente del alcohol y vagabundo. Su poder está dormido, hasta que decide reformarse. Consigue un empleo y permanecer sobrio durante ocho años. En ese tiempo, trabaja como enfermero en un lugar para moribundos. Los pacientes se percatan de que él puede ver el tiempo en que ellos se marcharán. Dani les explica que morir es igual a dormir y despertar en otro lugar. Por ello, lo llaman Doctor sueño o Doc. Esto es genial porque crea un enlace entre El resplandor y esta secuela. Le da seguimiento al apodo “Doc”, como le llaman a Dani en la película de Kubrick, lo que da mayor sentido, más que el que sólo sea el nick name de Bugs Bunny.

A propósito del famoso “Doc”, Dick Halloran, el personaje negro que ayuda a Dani en El resplandor, llama así constantemente al niño. Recordemos que Dick también tenía poderes y después de morir puede regresar. Esto metaforiza el plano astral, pues en el fondo es como un sueño del que se puede despertar. En estos viajes que Dick realiza para guiar a Dani, lo convence de ayudar a Abra para que no sea asesinada por “el nudo”. De esta manera Dani pagará su deuda moral y espiritual con Dick.

Su ayuda incluye que Dani Torrance deba enfrentar a Rose the hat… aunque sin hacerlo solo. Comprende muy bien que el Overlook es un lugar hambriento al haber sido construido sobre un cementerio indio y también ha sido escenario de muchos asesinatos que han dejado demonios hambrientos de este vapor (el resplandor). Es por ello, que Dani presenciaba a estas energías y lo atormentaban cuando era niño.

Él pudo superar a todos estos demonios por medio de una técnica que Dick le enseñó: crear una caja mental y con su poder encerrarlos ahí. Estos demonios permanecieron detenidos por mucho tiempo y los utilizará para vencer a Rose.

Este regreso al Overlook es muy bueno porque es una metáfora de vencer el pasado, los miedos de antaño y cómo resurgir de ello. La recreación de Mike Flanagan para esta parte es muy buena, además de que le dio al hotel el final que Kubrick no le dio en El resplandor. Esto es probablemente lo que más le gustó a Stephen King. Así, construye el puente y la resolución perfecta tanto para la historia como para la adaptación de su antecesora.

Muchos fans de El Resplandor y de Kubrick pueden odiar la adaptación de Mike en su Doctor sueño. No obstante, no podemos comparar a Kubrick con Flanagan. Son estilos totalmente distintos, tanto en encuadres, como en narrativa, sin embargo ambos tienen una capacidad soberbia para simbolizar y representar la oscuridad humana, sus traumas y demonios.

Es injusto pedirle a Flanagan una película como El resplandor: parte dos, porque es imposible igualar el estilo cinematográfico de la primera parte. No obstante el manejo de cámaras que Mike realiza para resolver muchas cosas, una de ellas, los viajes astrales, son de maestro y dan a notar su capacidad como director para manejar el terror, el suspenso y el misterio como ningún otro. Creo que esto en manos de algún otro director, o lo omite o hubiera confundido al espectador. Mike Flanagan tiene el toque exacto para introducirnos en esos temas con un estilo único.

No es terror es horror fantástico

Muchos van a ir al cine con la idea de que verán una película como El resplandor. No los culpo, pero hay que entender lo siguiente: la película de Kubrick es terror y horror al mismo tiempo, esto por los elementos como espíritus en combinación con el misticismo propio de las ideas que parten de que el Overlook fue construido sobre un cementerio indio. Terror al ser un elemento dramático como un papá alcohólico que es perpetrador de asesinatos y persecuciones dentro de una nefasta dinámica matrimonial y familiar que ayudan a desencadenar esta locura en Jack Torrance.

doctor-sleep-movie

Si logramos comprender que aunque Doctor Sueño es una secuela de El Resplandor, pero que son totalmente diferentes, pero que son unidas por el personaje de Dani Torrance, entenderemos gran parte de la película, sus guiños a su antecesora, su historia y final.

De esta forma creo que la disfrutaremos más y le veremos como el perfecto complemento y conclusión que es para la historia que escribió Stephen King.

Conclusión

Doctor Sueño tiene una historia que atrapa pero que se toma su tiempo para presentar el horror que tiene. Es una elegante representación de los demonios, los miedos y ese lado oscuro del ser humano que muy pocos directores saben representar y aterrizar sin caer en la caricatura.

Creo que lejos de ser la perfecta y digna secuela, la película se sostiene por sí sola y funcionaría sin problema aunque no existiera su primera parte, porque tiene los elementos necesarios que nos resumen el horror de la primera, pero también cuenta una historia fantástica y oscura acerca de como el mundo destruye y absorbe todo lo que brilla hasta que ya no es más un resplandor.