La fuga || Poema de Daniel Pascual Duarte

Debo de encontrar el Edén prometido
mas el camino es confuso
y la noche muy larga
que no sé si el día se asome pronto
o se acabe primero el aire
tóxico, casi irrespirable
lleno de voces recónditas
de un idioma extraño
que se filtran entre el metal
del hacinamiento y el arena
que se fuga por los sueños.

Debo encauzar los sollozos
de las ánimas que he dejado
atrás, en la llanura retentiva
llena de sal que escalda la lengua
recuerdo de un mar ya seco
fugado al ignoto desierto
que recorro como alma en pena
asilando sus espinas
que comen carne
que sudan sangre
que incendian heridas.

Soy la barca de papel
cruzando el Aqueronte
donde se paga caro peaje
de lágrimas y ruinas
antes de levantar el vuelo
del ave desorientada
emigrando al hemisferio incorrecto
ciclópeamente cegada por
el miedo,
        la fatiga,
                 el ansia.

Me he fugado
de la sombra de un pueblo
llano, desolado, sin hijos
enterrado en el pecho
con dolor y rabia
hacía una tierra lejana e insólita
ciénaga de muertos desdeñados
horizonte perdido en el llanto
rio estancado en jaulas
viaje sin boleto redondo
esperando hallar morada.

¿Dónde está el destino?
No escucho a nadie gritar
el suelo firme,
la fuga se alarga hasta las barras
sin estrellas, movimiento difuso
de mis pies, de mis manos
para saltar el muro, todos los muros
cada vez más altos
construidos por huesos
de los que han quedado en el camino
que hubiesen querido ser puentes.

Fuga de la guerra
de los años de miseria
de la invisibilidad lacerante
de la muerte rancia;
extrañar es un estorbo
que la fuga misma extraña
para regresar al lugar desconocido
donde se sufre bonito
cuando el sueño al fin se alcanza
al precio de la vida:
                                 fuga esclavizada.

***

Autor: Daniel Pascual Duarte Muñoz. Nací en la Ciudad de México en 1990. Soy Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente estudio la Licenciatura en Gestión Cultural en la Universidad de Guadalajara. En 2014 gané el primer lugar del concurso de ensayo para estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado, “México y la responsabilidad global” del Instituto Matías Romero de la Secretaría de Relaciones Exteriores. He tomado cursos y talleres de escritura creativa en la Escuela Mexicana de Escritores con Eduardo Antonio Parra y colaborado en la Revista Literaria Taller Igitur. He trabajado en la Organización de las Naciones Unidas y en la UNESCO. Algún día quiero retirarme a un lugar solitario a hablar conmigo mismo como Robert Walser.

Anuncios