“Avengers: Endgame”, el juego final de los hermanos Russo

Hace un año exactamente, escribí acerca de Avengers: Infinity war y cómo sería parte de un referente histórico en los anales de la cinematografía mundial. Muchos no lo creyeron, de hecho se burlaron de la columna en su momento. Sin embargo, hoy, un año después, se cumple lo escrito. Avengers: Endgame rompe con todo lo establecido:  taquilla, récords de asistencia y recaudación monetaria de manera global.

Sí, con el MCU (Universo Cinemático de Marvel) se marca una década en la que los superhéroes lideraron las taquillas internacionales. Disney en conjunto con Marvel Studios están celebrando en estos momentos una recaudación millonaria de más de 20 mil millones de dólares con 22 películas lo cual la convierte en la saga cinematográfica más rentable de la historia del cine.

Asimismo, la película marcó un hito en los hábitos de consumo de los espectadores que suelen frecuentar el cine más de una vez a la semana. ¿Por qué? Remontémonos a un ejemplo. The lord of the rings: The two towers estrenó en 2002 y recaudó 926 mdd. Recuerdo que la expectativa era enorme. Su antecesora, The fellowship of the ring, había sido un suceso que recaudó 871 mdd. El único antecedente con un éxito de la magnitud de Endgame en recaudación fue Titanic de James Cameron con más de 2 mil cien mdd y esto fue en toda su permanencia en cines. Avatar rebasó  la misma marca impuesta por su creador con 2 mil 800 mdd.

Endgame lleva casi la mitad de esa cifra en su primer fin de semana. Por supuesto que en la actualidad tenemos aplicaciones y redes sociales, las cuales facilitan el proceso de la información y de compra. Aún así, el iniciar una preventa con casi mes y medio de anticipación al estreno, apertura de los cines y funciones a la media noche con continuidad de proyecciones a las 8 am del día siguiente, son comportamientos del mercado sin precedentes. Todo lo anterior causó una euforia global ya que la reventa alcanzó hasta los 18 mil dólares por boleto en pantalla IMAX.

Ahora, con todo esto ¿me van a negar que es un referente de nuestra sociedad y cine actual? Rompió hábitos de consumo, récords de taquilla sin aún terminar su corrida comercial en los mercados internacionales. Los territorios masivos donde rompió más records fueron: China, Reino Unido, Corea del Sur, México, Australia, Alemania, India, Brasil, Francia, Italia, Filipinas, Tailandia, Indonesia, España y Japón, son los principales consumidores de este producto. Aún faltan los números provenientes de Rusia, donde debutará el día de hoy. En once años de películas de superhéroes el MCU ya lleva ganados casi 22 mil mdd.

Todo esto es en cuanto a las aburridas metas financieras de la propia industria. Hablemos de técnicas narrativas, estrategias de guion y dirección en más de una veintena de películas interconectadas en historia, personajes y líneas de tiempo.

Desde Iron man parte uno de John Favreau, se estableció la intención de realizar películas con personajes e historias conectadas entre sí, ¿Cómo? Cada uno de los guionistas y directores de las piezas de este universo debía dejar pistas de los proyectos posteriores a su trabajo (guiños, easter eggs, escenas poscréditos, etc). De esta forma se fue entretejiendo una gran red de personajes que iban ligados a otro proyecto dentro del mismo universo.

¡Zona de Spoilers!

Hay arcos narrativos que se concluyen hasta esta última película. Casos como el de Hulk, Black Widow, Hawkeye y Iron Man ven su final dentro de la historia 11 años después. Me refiero a que no vemos un final definitivo en ningún otro proyecto de su personaje hasta este. Posiblemente, no en el caso de los últimos tres, pues es posible que se continúe con su historia en proyectos posteriores; sin embargo, hay una resolución definitiva en todos.

Los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely fueron los encargados de escribir los guiones de Infinity War y Endgame. En el final de Infinity War y el chasquido de Thanos murieron muchos, entre ellos la mitad de los Avengers. Por supuesto que el mundo estaba en shock con un final donde los superhéroes de toda una década habían perdido la batalla y, lo que pudo haber sido la pérdida de la guerra. Sin embargo de alguna manera debía de ser solucionado.

Líneas de tiempo y saltos cuánticos

Al igual que la reaparición de The Ancient One (Tilda Swinton) en Endgame para explicarle a Hulk que viajar en el tiempo y alterarlo causará repercusiones que no se pueden anticipar, las acciones de cada personaje en el MCU ocasionaba un final en el futuro de la saga y de su propio personaje. Cada una de las apariciones de las gemas del infinito en la saga tienen una importancia tremenda en esta conclusión. Los guionistas debían de planear muy bien las líneas de tiempo que se abrirían y justificarlas correctamente con el final del personaje del cual es afectada su historia.

Para esto, supongo, tuvieron que conocer los eventos más importantes de cada película como: Captain America: Winter soldier, Doctor Strange, Avengers (parte 1), Iron Man (parte 1) y Guardians of the galaxy (parte 1). Nota: Ant-Man y Ant-Man & the Wasp son importantes debido a la estrategia de los propios saltos en el universo cuántico que los hermanos Russo establecen como solución al apocalipsis de Thanos.

Esta elipsis histórica que se concluye en Endgame cierra arcos narrativos importantes, por lo tanto tenían que ser muy bien justificados, lo que demanda del espectador conocer muy bien la mayoría de las autorreferencias que el propio universo realiza.

Este cambio en el tiempo me recordó bastante a la herramienta narrativa que Alfonso Cuarón utilizó en Harry Potter y el prisionero Azkaban. Sólo que los hermanos Russo optaron por que el encuentro entre el personaje del pasado con el del futuro no repercutiera en la historia, sin embargo la confrontación del pasado es prácticamente narrada de la misma forma. También se hace referencia a Back to the future 2 cuando Tony Stark regresa en el tiempo para rescatar una de las gemas del infinito y se encuentra con su padre Howard Stark, donde este sin saberlo tiene una platica profunda acerca de la paternidad y sus miedos con su propio hijo del cual en ese momento su esposa está embarazada.

Además se rescata y se cierra de forma inesperada la historia del Capitán América y su historia de amor con la agente Carter, con la cual regresa con el pretexto de ir a devolver las gemas en cada parte de la línea del tiempo de las que fueron tomadas en este plan maestro de Ant-Man.

Esta forma de narrar no sólo una película, sino todo un universo tampoco tiene un precedente dentro de la historia del cine. Para esto deben existir huecos argumentales que un espectador quisquilloso debe perdonar si de disfrutar la película se trata. Algunas reglas establecidas se debieron romper para poder llegar al final que se tuvo como el sacrificio de Black Widow para obtener la gema del alma en Vormir. Una secuencia casi repetida cuando Thanos sacrificó lo que más quería por obtener la gema.

Final de una década, final de una etapa

Aunque el inicio del cine de superhéroes no es específicamente con el MCU, el subgénero tiene sus antecedentes con las películas de Richard Donner y Christopher Reeves como Superman y el Batman de Tim Burton. También en los años 2000, Bryan Singer inició la época del héroe contemporáneo con los X-Men, otra franquicia que ha tenido sus altibajos pero que se ha aferrado para permanecer en la industria y en el gusto de los fans. Si partimos desde el 2000 hasta el día de hoy podemos decir que son casi dos décadas de cine de superhéroes, de las cuales la mitad ha sido el reinado de Marvel.

Directores como: Christopher Nolan (Batman Begins, The dark knight), Sam Raimi (Spiderman 1, 2, 3), Marc Webb (The amazing Spiderman), Brett Raner (X-Men 3), James Mangold (Logan), Gavin Wood (Wolverine Origins) han dirigido películas para este subgénero que no pertenecen al MCU. Sin contar a Zack Snyder que es harina de otro costal dentro de esta historia.

En 2008, John Favreau inició la saga de SH más grande la historia con Iron-Man: el hombre de hierro. Un claquetazo que sí marca y afianza un subgénero que creció hasta convertirse en el género de superhéroes. Estructura fílmica que también abarrotó los cines, abarcó diferentes estilos y acaparó agendas de actores por muchos años. También y, dando conclusión a lo planteado en mi texto de hace un año, es un cine que cambió formas del consumo del séptimo arte, técnicas de filmación, propuestas de narrativas a las ya conocidas y que ha conquistado tanto a la crítica especializada en cine como al público en general.

Muchos han tachado este género de “genocidio cultural” y de “derechista”. Lo cierto es que ha moldeado una forma de ver el cine, tanto en ritmo como en gustos. Muchos de los asiduos a este género al ver una película con una narrativa mucho más lenta que se toma un tiempo para su desarrollo, la tachan de aburrida; también deben existir aquellos que saben separar este tipo de cine del de autor y se ven encantados por ambos estilos.

Lo que es casi una verdad absoluta es que el cine de superhéroes encuentra su lugar en la historia con el MCU, filtrando ideas, dividiendo opiniones, cambiando hábitos de consumos audiovisuales, criticando posturas políticas y avivando juicios sociales y raciales. Ratifico que este género es un referente de nuestra sociedad y cine actual.

Luis Toriz
Autor: Luis Toriz ¿Qué es mejor, ser respetado o temido? ¿Sería mucho pedir ser ambos? Diría Tony Stark. Colaboro para el flamante Tour de Cine Francés y estoy orgulloso de estar aquí. Nunca les diré no la vayan a ver, sería atentar con su propio criterio