Categoría: No lo colgaría en mi sala

¿El arte crea la realidad o la realidad crea el arte? «No lo colgaría en mi sala» es una exploración acerca de cómo el arte incide en nuestro día a día, y de cómo nosotros incidimos en él; de sus influencias en la cotidianidad y en el mundo no-artístico, o eso que parece serlo. Sacando el arte de los museos para situarlo en nuestros departamentos rentados, en nuestros llantos, en nuestros salarios precarios, en nuestras idas a terapia y en nuestro derrumbe de la estructura social, hablemos del arte como un lugar donde depositamos nuestra realidad y nos permite confrontarnos con ella.

Leer Más
La Gran Ola de Kanagawa

Los cuadros que adornan mi pared

Tengo sobre mí el cuadro de La Gran Ola de Kanagawa (bueno, más bien un póster que compré en Amazon a los dieciséis y colgué encima de mi cama); a mi derecha, una versión arrugada de La Primavera de Botticelli; a mi izquierda, el manifiesto de Guerrilla Girls, Las Ventajas de ser una Mujer Artista, cayéndose por cómo se ha debilitado la cinta adhesiva. Mi cuarto está decorado con obras de arte que conocí por primera vez en Pinterest y después me adueñé por medio de repeticiones impresas vendidas en Etsy. Ahora que las veo, me parecen cursis. Haberlas visto una y otra vez durante ocho años las ha reducido a nada más que objetos que decoran mi pared. ¿En qué momento El Beso de Gustav Klimt se reduce a una buena imagen para imprimir en una postal? ¿La noche estrellada de Van Gogh en un fondo de pantalla para el celular? ¿En qué momento la cotidianidad se apropia del arte y lo convierte en objeto?