“Todo artista debería ser consciente de los problemas sociales”: entrevista a Sofía Probert

Fotografía de Octavio Meléndez

Con una profunda conciencia social, un discurso crítico y una sensibilidad excepcional, Sofía Probert comparte con Primera Página las motivaciones detrás de su obra. Su participación en Micro Talks, evento organizado por Microforo en la librería Borders, nos ofrece una mirada comprensiva hacia su trabajo y su papel como artista.

PP: Cuéntanos, Sofía, ¿cuántos años tienes?

R: Diecinueve.

PP: ¿Qué es lo que estudias?

R: Estudio Biología en la UAM Xochimilco y llevo seis años estudiando en una escuela de arte que se llama TACO, en el centro de Tlalpan, Taller de Arte Contemporáneo. Hago gráfica, fotografía, collage, dibujo, pintura y los últimos meses he estado haciendo serigrafía porque estoy sacando una marca de ropa.

PP: Ah, claro, Botánica, ¿cierto?

R: ¡Sí, exacto!

PP: ¡Qué interesante! Y, ¿cómo es que conjuntas estos dos intereses que parecieran contraponerse como son la ciencia y el arte? ¿O cómo complementa uno el otro?

R: Pues, yo siempre he visto, de alguna manera, las dos partes de la misma forma porque a mí me parece que la naturaleza es de las cosas más estéticas que hay en el mundo. Yo veo mucho la naturaleza, especialmente la botánica, con un sentido muy estético. Entonces, me interesa mucho hacer ilustración científica para hacer difusión de la ciencia y que la gente se acerque a ella sin miedo, lo que normalmente pasa porque es demasiado racional y demasiado conceptual a veces, ¿no? Así que quiero que haya un acercamiento un poco más amigable o más emocional hacia la ciencia…

PP: A partir del arte…

R: Sí, sí.

Ilustración de Sofía Probert

PP: Me parece increíble… ¿Desde cuándo pintas, dibujas o diseñas?

R: Pues, desde que tengo memoria, la verdad. Desde que tengo memoria dibujo y pinto, siempre he sido una niña de estar todo el día dándole ahí (risas). Entonces, pues, sí… bueno, formalmente hace seis años.

PP: Pero desde antes tenías interés por ello…

R: Sí.

PP: ¿Y cómo surgió?

R: Pues, no sé, mis papás son muy manuales. Esa puede ser una posibilidad. También siempre tuve muchos libros infantiles ilustrados que me encantan. Me gustaría hacer algo con la ilustración de libros infantiles o la ilustración de libros en general. Creo que por ese lado también pudo ser.

Ilustración de Sofía Probert

PP: Claro. Y en relación con la obra que subes en tus redes que aborda una temática más bien de corte crítico en cuanto a la violencia de género, de corte feminista, ¿de dónde surge ese interés?

R: Yo creo que surge a partir de la vivencia cotidiana de ser mujer en un país machista. Creo que el arte, seas el artista que seas, hagas performance, hagas teatro, hagas música, hagas composición, hagas lo que quieras… Me parece que todo artista y todo ser humano deberían ser conscientes de los problemas sociales de donde habitan. No puedo no hablar de eso porque es una realidad que todos los días me afecta: en el transporte público al recibir miradas, gritos, actitudes de la gente que son muy difíciles de digerir. Entonces, yo creo que el arte es justamente un medio de unión y las mujeres podemos entender el dolor ajeno y propio a partir del arte y a partir de la expresión.

PP: ¿Te gustaría, entonces, que tu obra llegara especialmente a un público femenino? ¿A qué espectadores te gustaría impactar?

R: Yo creo que sí. Bueno, no necesariamente femenino o masculino, sino a cualquier público que sea consciente, a cualquier público que sepa que hay nueve muertas todos los días en este país, que hay sufrimiento, que hay vidas enteras que se pierden relacionadas con machismo y con violencia y, pues, a cualquiera que le interese relacionarse con mi obra yo lo invito. Creo que no me gusta tener un público muy específico pero naturalmente va hacia las mujeres.

Ilustración de Sofía Probert

PP: Claro, por la temática que tocas. Entonces, aunque puedo imaginarlo a partir de lo que me has comentado, ¿qué impacto buscas generar en la gente que ve tu obra?

R: Yo creo que el objetivo es no olvidar que esto está presente, no quedarnos calladas, no ser indiferentes ante una realidad y, por lo tanto, hablarlo y expresarlo; que la gente, en sus medios sociales, donde normalmente ve cosas que tal vez no tienen una implicación social o una crítica, pueda también ver esto; que la red funcione también como una plataforma para que sí haya crítica, para que sí haya ruido en términos de las cosas malas que estamos viviendo, no solamente enseñarnos bonitas, guapos, en el mar, en unas muy buenas vacaciones, sino también enseñar lo que pasa en esta sociedad. Es sumamente importante.

PP: Cierto. Me encanta cómo lo planteas. Ahora bien, alejándonos un poquito de lo que haces en cuanto a tu labor gráfica y plástica me gustaría que me platicaras ¿qué otros intereses tienes? ¿Quién es Sofía más allá de la artista?

R: Wow, pues… (risas). Soy una persona muy natural, me gusta mucho la naturaleza. Creo que una de las cosas que más disfruto es ir al bosque, ir a lugares verdes, amplios, abiertos. Me gusta mucho eso. Me gusta mucho la música, ahorita estoy trabajando en una estación de radio, en donde hago ilustración para ese programa y estoy muy feliz. Tengo un perro que es un gran compañero. Y, sí, creo que Sofía quiere hacer algo con naturaleza y arte.

PP: Sí, creo que es algo muy notorio en tu obra. Suena maravilloso.

R: ¡Sí!

PP: Bueno, pues, te agradezco mucho el tiempo, Sofía, fue un gusto.

R: Gracias, gracias.

Anuncios