Más allá de Einstein: 5 áreas en las que repercutieron los descubrimientos de Albert Einstein

532592695-Einstein-graffiti-stencil.jpg

 

Piensen en ese invisible compañero de clase, aquel que no resalta, ningún profesor quiere como adjunto y no puede conseguir ni el más mísero de los trabajos al salir de la universidad. ¿Lo imaginarían recibiendo un premio Nobel? ¿O cambiando al mundo con sus descubrimientos?  En nuestros días, el nombre de Albert Einstein es reconocido por la mayoría de las personas, pero hubo un tiempo en el que nadie, ni siquiera su propia familia, daba un centavo por él. Se escapaba de casa, no encontraba empleo al salir de la universidad, su padre intentó, inútilmente, conseguirle un trabajo. Llegó tan lejos su depresión, que escribió una carta a su familia, en ella deseaba no haber nacido.

¿Se imaginan el mundo sin un Einstein? A pesar de las quejas en su contra, no era el peor de los estudiantes, el joven Albert sólo necesitaba espacio y tiempo. En 1902, dejó su natal Alemania para trasladarse a Suiza y tomar un empleo en una oficina de patentes. El empleo no le exigía un esfuerzo intelectual, se aburría y ahí, encerrado en su silenciosa y callada oficina, se ponía a pensar y calcular. Entonces escribió cuatro artículos en los cuales planteó, entre otras cosas, la existencia de los átomos, la teoría de la relatividad y su famosa ecuación E=mc2 El mundo estaba a punto de cambiar.

Las cosas no se modificaron de un día para el otro. Al pensar en personajes históricos, muchas personas creen que las cosas les fueron fáciles: un día Einstein plantea la teoría de la relatividad, al día siguiente… BOOM! Se gana el premio Nobel. Ojalá las cosas fueran tan sencillas. Einstein pasó años estudiando, analizando y, sobre todo, fallando. Al final lo logró.  Habitualmente relacionamos a Albert Einstein con las físico-matemáticas, sin embargo, sus descubrimientos tuvieron repercusiones tanto en su área de especialidad, como en otros estudios, durante su tiempo y el nuestro.

 

12657946083_fb10cdfe7c_b.jpg

En este artículo analizaremos cinco áreas en las que Albert Einstein influyó además de las físico-matemáticas.

1.- Teología

Albert Einstein era de origen judío y, a diferencia de muchos intelectualoides actuales que se burlan de los religiosos, él nunca se avergonzó de sus creencias; por el contrario, relacionó sus estudios con la religión. Según el físico Michio Kaku, Einstein quería averiguar los pensamientos de Dios de un modo matemático.  Einstein no fue el primero, ni el último, en relacionar ciencia y religión: Santo Tomás de Aquino utilizó la ciencia y filosofía para argumentar la existencia de Dios; cuando Galileo Galilei fue cuestionado sobre sus creencias, se apoyó en pasajes de la biblia para justificar sus descubrimientos; incluso Sir Isaac Newton fue un fiel creyente hasta su muerte y, al igual que Einstein, planteaba a las ciencias como un vínculo para entender a Dios. Probablemente no escucharemos que se hable de ellos en ninguna misa (salvo, quizá, Santo Tomás), no obstante, gracias a sus aportaciones y creencias, podemos pensar que religión y ciencia no están del todos peleadas.

images.jpg

2.- Filosofía y ética

Todos (o casi todos) conocemos la famosa frase “El problema del hombre no está en la bomba atómica, sino en su corazón”. La discusión ciencia-ética  es algo a lo que muchos especialistas escapan, porque representan una serie de reflexiones y discusiones incómodas. En su juventud, Einstein no se inmiscuía mucho en estos problemas.  Al estallar la primera guerra mundial, él en realidad se mantuvo al margen, sin embargo, claro que tenía una opinión al respecto. Al ver toda la destrucción causada por armas químicas y tecnológicas, escribió a un amigo: “Todos nuestros supuestos avances tecnológicos son como un hacha en las manos de un loco”.

Cunado su colega, Fritz Haber comenzó a desarrollar bombas químicas de gas para el ejercito de Alemania, Einstein decidió alejarse de él. Conforme pasó el tiempo, no pudo quedarse callado, tomaba parte en algunos ejercicios en contra de la guerra como manifiestos y artículos, se declaró pacifista. En algún momento, se alió a los estudios de Arthur Stanley Eddington, un científico inglés. Cuando Inglaterra y Alemania estaban en guerra, Ediggton y Einstein buscaban comprobar que la ciencia puede derribar las barreras y unir a las personas.

Muchos años después, en mayo de 1946, Albert Einstein fue nombrado presidente del Comité de Emergencia Científicos Atómicos, el cual surgió después de la bomba de Hiroshima con el objetivo de tener bajo control el armamento nuclear. Por supuesto, Einstein votó por la amnistía. Hasta el día de su muerte, luchó por defender la idea de que la ciencia debe ayudar al desarrollo de la humanidad, no a su destrucción. Muchos científicos siguen esta filosofía en la actualidad.

04ae6f4e-1689-4537-86a9-ab90e91f64f0.jpg

3.- Política

Este punto se relaciona estrechamente con el anterior. Cuando el químico alemán, Fritz Haber, se unió al ejército alemán durante la primera guerra mundial,  Einstein juntó a una comunidad para presentar el “Manifiesto de los 93”. Como su nombre lo dice, 93 científicos firmaron en contra de la guerra y el sentimiento nacionalista que comenzaba a imperar en Alemania. Por supuesto, fue ignorado.

Durante el regimiento de Adolf Hitler, Einstein tuvo que salir de Alemania. Posteriormente se dio cuenta que sus descubrimientos en las propiedad del uranio comenzaban a ser la pauta para la fabricación de un arma mortífera. Escribió una carta Roosevelt para plantearle los riegos de fabricar la bomba atómica.

Albert Einstein nunca fue a marchas ni cerró calles, pero sí se quejaba, dio diversas declaraciones en contra de la Primera Guerra Mundial y el régimen Nazi que se hicieron públicas. Cuando se relacionó con gobernantes, o su círculo social, siempre fue por la búsqueda de un solo resultado: la paz.

Ein_800 (1).jpeg

4.- La pintura

Cuando necesitaba relajarse, Albert Einstein tocaba el violín, su compositor favorito era Mozart. Aunque muchos no se dan cuenta, el arte y la ciencia se mantienen en un diálogo permanente. Así como la música ayudó al científico, el científico apoyó a diversas artes. Justo cuando los estudios de Einstein salieron a la luz, el cubismo nacía. Según Gustavo Ariel Schwartz, quien a su vez cita a  Arthur I. Miller en su libro Einstein, Picasso: Space, time, and the beauty that causes havoc, tanto Einstein como Picasso buscaban romper las barreras del espacio y el tiempo, las imágenes del cubismo buscan jugar con las dimensiones. Aunque ambos genios nunca se pudieron convivir, sus visiones eran muy parecidas, posteriormente, las ilustraciones planteadas por el cubismo podían ser justificadas gracias a los postulados de Einstein.

563354141_dea564001f_b.jpg

5.-  La ciencia ficción

Nunca falta el ingenuo que declara: “yo entré a letras porque soy malo en matemáticas”. Palabras comunes entre los estudiantes nobeles de la carrera de lengua y literatura hispánicas. Los golpes duros vienen cuando deben hacer un análisis en cualquier área de la lingüística (morfología, sintaxis, fonética, fonología, etc), ¿o qué me dicen de estudiar el orden o la duración de un relato propuesto por Genette? La fórmula A4-B5-C3-D2-E2-F1  (donde las letras representan el orden cronológico del relato y los números el orden de aparición) fue usada por el autor para ejemplificar la estructura en un pasaje muy corto de La Peste. Análisis de este estilo, en obras que gustan de jugar con los tiempos narrativos como Cien años de soldad de Márquez o La ciudad y los perros de Vargas Llosa, harían sudar al más versado de los matemáticas; pues no sólo es necesario descifrarlas, sino también entender su funcionamiento en el texto.

Sin embargo, veamos un vínculo más simple entre Einstein y la literatura: la ciencia ficción. Éste género se caracteriza por hacer una relación entre los avances científicos y la especulación de hacia dónde podrían llevarnos dichos avances. Los viajes en el tiempo, dimensiones alternas y las guerras nucleares son tópicos constantes en la ciencia ficción y tienen su origen en los postulados de Einstein.

Nombré éste apartado simplemente como “ciencia ficción” porque, posteriormente, el género se trasladó al cine, el cómic y otras artes. La muestra más clara de la relación entre Einstein y la ciencia ficción están en las constantes parodias y referencias que se hacen del científico alemán. Sin él, no existiría el DeLorean varado en el viejo oeste; el Doc Emmett Brown de Volver al futuro es una clara referencia a nuestro científico (incluso su perro se llama Einstein).

Así como nuestros avances tecnológicos no serían lo mismo sin Albert Einstein y sus postulados, lo mismo sucede con éste género. Einstein especulaba y criticaba, lo mismo hace la ciencia ficción, sólo que esta última lo lleva hasta sus últimas consecuencias.

4590271749_3a0ebb6a35.jpg

El arte no escapa de la ciencia, la política, la filosofía, el humanismo, todo tiene relación con todo. Por eso, Albert Einstein no sólo revolucionó el mundo físico-matemático, también revolucionó el mundo en general. Por eso debemos preguntarnos, ¿qué sería de nosotros sin el E=mc2?

images (1).jpg

Anuncios

Un comentario sobre “Más allá de Einstein: 5 áreas en las que repercutieron los descubrimientos de Albert Einstein

Agrega el tuyo

  1. Como siempre, falta incluir las referencias para saber de dónde se tomó la información. De otra manera, se está cometiendo plagio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: