Etiqueta: Música

Leer Más

Future politics de Austra: la libertad de sentir, ser y soñar.

 

Ganó la intolerancia, ganó el miedo, ganó el prejuicio: este tiempo se avecina incierto porque los logros en la igualdad y la tolerancia se han tenido en menos cuando la gente, inconforme con los Gobiernos, hace atento oído a los discursos de odio y miedo achacando el origen de su inconformidad a los grupos vulnerables, marginados. Tiempos oscuros, sí, pero aún hay motes de luz brillando en el abismo. Como dice David Bowie en “Blackstar”: In the Ville of Ormen stands a solitary candle. Una de aquellas velas solitarias es Katie Stelmanis. Su disco, un mote de luz ensoñada, imaginada y necesaria, llegará justo cuando las políticas de Donald Trump se pongan en marcha.

Leer Más

“La bohéme”: sentimientos, ópera y algo más

En 1896, el compositor italiano Giacomo Puccini estrenó una de sus más reconocidas óperas: «La bohéme». Junto a las fantásticas letras de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, simplificó el ambiente parisino de la segunda mitad del siglo XIX -un acto similar al de Henri de Toulouse-Lautrec en el ámbito de la pintura y los carteles-, además de que configuró una tragedia romántica que bien puede conquistar al espectador mediante la semejanza de las emociones humanas.

Leer Más

De rapsodas a rockeros: reflexiones en torno al premio Nobel de literatura 2016

El jueves 13 de octubre de 2016 fue anunciado el premio Nobel de literatura otorgado a Bob Dylan. Al principio, muchos, incluyéndome, pusimos el grito en el cielo al descubrir que el galardón fue otorgado a un músico. Diversos autores figuraban en la competencia: Philip Roth, Adonis, Ngugi wa Thiongo y, aunque a muchos les sigas molestando, Haruki Murakami, pero al final lo obtuvo el cantautor estadunidense; ahora denominado también como poeta. Ésta última denominación es la que ha hecho ruido en la gente, ¿es Bob Dylan un poeta?

Leer Más

“Fake it until you make it”: Sia como escape de la decepción

The Greatest es la última canción de Sia, la misteriosa mujer cuya cara no conocemos (aunque ya la hayamos visto por accidente). Esta canción, como la mayoría de los hits de la cantante, nos habla de ser los más grandes, de intentar serlo a toda costa, porque we’ve got stamina, es decir, tengo energía, ganas, porque la noche es joven y podemos divertirnos aunque sea hoy. Podemos considerar que la canción es alegre, para borrachos, pero alegre; sin embargo, la persona que canta no muestra el rostro, lo cual puede leerse como pura timidez, pero nos encanta “sobreinterpretar” y vamos a pensar que la voz lírica nos habla desde dentro, desde donde no hay rostros. Nos grita al exterior que se siente bien, que sobrevivirá, pero no sale al mundo, no se ha aventurado.

Leer Más

Netáforas: la poesía y la música no pueden estar separadas

En esta época en la que todo el trabajo urge, todas las tareas son para mañana y la sociedad nos exige ser productivos hasta cuando dormimos, pocas veces logramos darnos el tiempo necesario para sentarnos a leer poesía. Este género literario nos pide a gritos detenernos en cada verso, disfrutar cada estrofa y apropiarnos de cada una de sus palabras.