Categoría: Especiales

Leer Más

Lo mejor del cine en el 2019

Cada año pasan cosas buenas y malas. En ocasiones, algunos hacemos un recuento de lo que nos gustó y lo que no tanto. Sin embargo, para no derramar tanta amargura en tiempo de esperanza y amor, sólo enlistaré las películas que considero fueron las mejores producciones de este 2019; las malas las dejaré a su criterio. Por supuesto, pueden comentar algunas propuestas.

Leer Más

Dilatación agobiante de la esperanza || Cuento de Alan Rolon

“Si es delincuente que muera presto”, estampa de Francisco de Goya

Desde que estaba encerrado, lo único que esperaba era que los guardias vinieran por mí. Ansiaba escucharlos andar hacia acá y que me sacaran de mi hermética celda, tan aislada del mundo que no podía siquiera tener una mínima idea de la hora, el día, la época. Cada vez que los escuchaba se me helaba la sangre, pensando que era momento de llevarme al paredón, sólo para escuchar los lamentos ―o percibir su ausencia― de otro prisionero arrastrado, y descansar con amargura otra noche.

Leer Más

“Yo también maté a Franco (romance anarquista)” de Luis Ángel Martínez Diez

Contada de otra manera, ésta es la historia de un hombre joven que se cansó de vivir, que dejó de gustarle la vida o que descubrió que nunca le había gustado, y que decide matarse. Finalmente decidió aprovechar el viaje y matar a Franco. Ya tenía decidido morir por su propia mano, mataría de paso al principal culpable de sus males.

Luis Ángel Martínez Diez – Yo también maté a Franco

Éstas son las palabras de un narrador que mira a un hombre durante sus primeras semanas de encierro, las más duras para cualquiera que pisa por vez primera la cárcel –aun cuando la falta de libertad se viva de ambos lados de las rejas–. De origen mexicano, Jaime llega a la España del régimen franquista, acusado y encarcelado por el peor crimen contra el Estado: ser comunista.

Leer Más

Habitar el silencio

1

Jueves 26 de septiembre, 2019. Una fotografía apareció frente al monitor de mi computadora: una pizza sonriente con ojos. Un mensaje lo acompañaba: ¡Amor, será nuestro Wilson! En la fotografía había algo evidente. La persona que me hacía escribir estaba acompañada de alguien más que no era yo. Tres segundos después perdí la voz. Esa fue una de las tantas veces en que he muerto.

Leer Más

La hechicera || Cuento de Eduardo Viladés

Pintura: En la Mancha. Dulcinea del Toboso de Cecilio Plá y Gallardo

Cuando era niño, en el colegio nos enseñaban a no hacer nada. Nos animaban a que durante algunos minutos nos tumbásemos encima de la cama o en el sofá y nos perdiésemos mirando al techo. Te concentrabas tanto en un punto blanco sobre tu cabeza que llegaba un momento que parecía que estabas flotando e incluso costaba enfocar la mirada. Era en ese preciso instante cuando nacían las mejores ideas y la mente recargaba las pilas.

Gracias a Julia, retomé esa costumbre en mi edad adulta. Aprendí a despreocuparme. Cuando la conocí, trabajaba como jefe de prensa de unas bodegas en Toledo. Había estudiado dramaturgia y periodismo y era el máximo responsable de un grupo de actores y reporteros que elaboraban guiones teatralizados con el mundo del vino como telón de fondo.

Leer Más

Festival Mórbido 2019: “Paradise Hills” y cómo cambiar para encajar en la sociedad

Encajar dentro de un círculo es difícil. Debes adaptarte a las opiniones expresadas y adoptarlas como propias, de lo contrario puedes ser visto como un bicho raro y automáticamente eres puesto del otro lado de línea para que los demás vean que eres diferente. Sin embargo, el pensar distinto a los demás y expresarlo siempre será un acto subversivo que servirá a otros a seguir tu ejemplo para no dejarse manipular.

Alice Waddington filmó Paradise Hills, una película acerca de cómo lo políticamente correcto vuelve robótica a la gente, al repetir lo mismo con el objetivo de no ofender o lastimar susceptibilidades y siempre en busca de encajar enfrente a los demás.

Leer Más

Festival Mórbido 2019: “Scream, Queen!”, ¡Hollywood gay y closetero!

Mark Patton, un joven modelo y actor en ascenso, construía su carrera en 1985, momento en el que llegó a sus manos el guion de Pesadilla en la calle del Infierno: la revancha de Freddy. El personaje le suponía éxito, fama y contratos con las mejores productoras; sin embargo, una historia con un subtexto gay oculto, la epidemia del VIH en los ochenta y un Hollywood temeroso, lo sepultó en lo más oscuro del fracaso actoral.