Autor: estefanyvillegas

Estudié Lengua y Literaturas Hispánicas en la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente me interesa la literatura mexicana, el cine, los estudios sobre la subjetividad virtual, así como la dimensión estética de redes sociales como Facebook, Instagram y YouTube. He publicado artículos de opinión y ensayos en revistas como La ora voz, Revista Digital Universitaria y Revista Primera Página . Redes: Facebook y YouTube, "Estéfany Villegas".
Leer Más

El placer del texto: reflexiones en torno a Roland Barthes

El lenguaje es una piel:

yo froto mi lenguaje contra el otro.

Es como si tuviera palabras a guisa de dedos,

o dedos en la punta de mis palabras.

Mi lenguaje tiembla de deseo. […]

(el lenguaje goza tocándose a sí mismo).

Fragmentos de un discurso amoroso, Roland Barthes

5352054723_db02ab738e_z

Corría el año de 1973 cuando Roland Barthes publicó El placer del texto, dentro de lo que se ha considerado su “segunda etapa de pensamiento crítico”, en la cual dialogó con teóricos como Freud y Lacan. En el caso de este libro, por ejemplo, fácilmente puede percibirse la influencia de la escuela psicoanalítica, al reconocer conceptos centrados en la experiencia del sujeto, como el goce y el placer. Barthes plantea aquí una reivindicación de este último a través de una reflexión en torno al lenguaje. Para este autor, es el lenguaje el principal sujeto y objeto del placer, mientras el texto, que a su vez resulta una suerte de contenedor de ese lenguaje, presenta rasgos de cuerpo humano capaces de generar, con quien guste interactuar con él, una relación erótica.

Leer Más

De bibliotecas: la “Biblioteca de Babel” y la Biblioteca Nacional de México

La palabra ‘biblioteca’ se encuentra definida en el Diccionario de la Real Academia Española como la “institución cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de libros y documentos”. Es decir, se trata de un espacio brindado al interés público, donde el objetivo es una especie de vaivén entre el tener y el procurar textos. Reducida a una dinámica de transacción material y reclutamiento de documentos, podría decirse que la biblioteca no encierra ningún tipo de enigma. Afortunadamente, la literatura tiene registro de otro tipo de apreciaciones sobre estos espacios. Jorge Luis Borges, por ejemplo, reveló lo fascinante que puede llegar a ser este sitio en su cuento “La Biblioteca de Babel”.

Lo que Borges propuso se presenta inconmensurable, como el mismo universo. Las galerías que contienen los libros se expanden quizá hasta el infinito y hacia todos los puntos, eternamente. Los libros que ella resguarda abarcan todas las lenguas y los dialectos, todas las exégesis, todos los manuscritos variables. Incluso en esta Biblioteca uno podría adentrarse a buscar el libro que hablara de todos los libros, con la posibilidad de no encontrarlo nunca, o bien, de hallarlo “milagrosamente”. La Biblioteca de la que habla Borges cuenta con sus propios métodos lógicos que en teoría posibilitan acertar con el libro buscado. No hay un solo volumen que no esté en ella y pareciera que la posible existencia de esta Biblioteca fuera la prueba inefable de que el hombre por fin haya ha logrado preservar y organizar el conocimiento de la humanidad.

Leer Más

¿Opiniones en el muro o muros de opinión?

“¿Qué estás pensando?” Con esta pregunta nos recibe siempre, sin excepción, nuestro perfil de Facebook. Una pregunta, si no difícil de responder, al menos sí exigente, que implica reformularse la cuestión general a una pregunta más concreta: “¿Qué estoy pensando acerca de…?” Ahí cada usuario elige el tema del que quiere / puede / necesita / aspira / fantasea / se siente obligado / nunca antes pudo o se atrevió hablar. Los estados en nuestro muro nos muestran la diversidad de asuntos y perspectivas de los cuales y desde las cuales es posible iniciar o continuar la interacción con nuestros contactos. Mientras que no se infrinja las reglas de la plataforma, es posible decir cualquier cosa; bien sea que compartamos cierto contenido (música, fotografías, videos, literatura, reportajes), que mostremos a los demás algún despunte de nuestro ingenio lírico (“agudas” frases, “pensamientos” de contemplación, anotaciones personales) o que se opine acerca de algún asunto en boga (premiaciones, defunciones, estrenos, actuaciones o declaraciones de personas públicas, conmemoraciones, fenómenos naturales y un largo etcétera).

Leer Más

Esto no significa nada: la soledad y el error como problema estético

llevar más lejos lo que no va a ningún lado

“llevar más lejos” y “ningún lado”

alejándose al mismo tiempo

en direcciones opuestas

Ismael Velázquez Juárez

En el año 2015, bajo el sello editorial Palacio de la fatalidad, Ismael Velázquez Juárez (Distrito Federal, 1960) publicó su más reciente poemario Esto no significa nada[1]. Es un título premonitor y a la vez paradójico. Por un lado, el poeta anuncia en una línea cuál será la suerte de poética del libro y, por otro, esta misma frase que vindica el no-sentido de hecho llega a significar a todo el texto. Es así como la categoría de la negación inaugura al poemario, pues al título que señala lo que (aparentemente) no habrá en su interior –sentido- sigue el primer poema “cosas diversas sobre las cuales no vamos a tratar”, que al tiempo que sirve de reflexión metapoética, parece que advierte, con un dejo de ironía y tono de sin razón que no quita en el lector la intuición de que existe ahí un tipo de profundidad significativa, “lo poético es aquí otra cosa”.