Literatura

7 imprecisiones acerca de la vida y obra de Juan Rulfo

Hoy, 7 de Enero de 2017, se cumplen 31 años del fallecimiento de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno. Recientemente, la fundación Juan Rulfo, a traves del Arq. Victor Jimenez, ha declarado que se pide al Gobierno Federal y dependencias culturales que no se realice ningún tipo de homenaje oficial, pues, cito “no queremos que el dinero siga justificando promoción de reflectores para un grupito de escritores de cuarta o quinta categoría que son expertos en hablar en homenajes y en figurar bajo el reflector como expertos en todo, que no lo son en nada”, lo cual, francamente, me parece muy acertado, siempre y cuando las restricciones sean precisamente ante homenajes oficiales, en donde esté involucrado presupuesto público. Fuera de ese contexto, nadie podrá evitar que quienes admiremos a Rulfo le rindamos un pequeño y sincero homenaje. Al rededor de Rulfo flotan varios mitos o imprecisiones, algunos de los cuáles intentarán ser aclaradas en este artículo.

rulfo_por_lyon

1

No se sabe con certeza el lugar de nacimiento de Juan Rulfo. Él declaraba ser originario de Apulco, nacido el 16 de Mayo de 1918. Así como Cervantes no dejó claro el lugar de nacimiento del Quijote para que los pueblos circundantes se peleasen por ser uno de ellos la cuna del Hidalgo, algo parecido sucede con el que es probablemente el escritor más importante del siglo XX mexicano. La fundación Juan Rulfo ha establecido que nuestro escritor fue registrado en Sayula (que no significa que naciera allí) y que vivió gran parte de su infancia en San Gabriel, en Jalisco. En varias biografías se dice que es allí, en San Gabriel, donde nació.

600170957_1280x720

2

Juan Rulfo no se enterró en un hoyo después de publicar Pedro Páramo. Además de la lectura y la escritura Rulfo tuvo varias pasiones, entre ellas el cine, la fotografía y el alpinismo. La fotografía anterior es registro de esto último. Rulfo escribió textos que fueron adaptados a guiones cinematográficos, entre los cuales se encuentran “El despojo” (una serie de imágenes poéticas acompañadas de un texto de Rulfo) y “El gallo de oro”. Además, varios libros de fotografía de Rulfo han sido publicados por diferentes instituciones. Entre ellos se encuentran Juan Rulfo’s Mexico, 100 fotografías de Juan Rulfo, Juan Rulfo, fotógrafo.

 juan_jose_arreola_la_feria_analisis-movil

3

Juan Rulfo y Juan José Arreola nunca fueron tan íntimos como éste último hizo creer muchas veces, después del fallecimiento de Rulfo. Entre los rumores más groseros de la gestación de Pedro Páramo, existe uno en el que Juan José Arreola aparecía a media noche en casa de Rulfo el día anterior a que éste tuviese que entregar el mecanuscrito final al CME. Según contó muchas veces Arreola, Rulfo tendría un reguero de papeles sobre la mesa que Arreola le ayudó a acomodar para tener la gloriosa versión final que el escritor entregó al Centro Mexicano de Escritores. Esta historia fue desmentida por el mismo Arreola, sin embargo, es una leyenda que se sigue reproduciendo. Al respecto, recomiendo leer ¿Te acuerdas de Rulfo, Juan José Arreola? obra de Vicente Leñero, así como “Pedro Páramo en 1954” de Victor Jimenez, publicado en el libro del mismo nombre. Tampoco es cierta la historia de que Alí Chumacero cambió y mejoró la estructura de la novela. En una entrevista publicada en el número conmemorativo de Rulfo de la ya inconseguible revista Viento en Vela, Chumacero declara “Yo no le moví ni una coma” hablando de la novela.

268-1382-thickbox

4

Pedro Páramo NO es una novela autobiográfica. Juan Preciado no es Juan Rulfo. Afirmar lo anterior significa un pleno desconocimiento de las teorías acerca de la escritura autobiográfica. Si bien fragmentos de la novela están permeados por la experiencia vital del escritor, el texto constituye un universo ficcional por si mismo, apartado de lo que llamaremos someramente “realidad”. No obstante, sí existen apartados de la obra de Rulfo de carácter autobiográfico. El más importante y bello es su epistolario amoroso con su novia y mujer, Clara Aparicio, una serie de cartas que seguramente se encuentran entre las más hermosas escritas en lengua española, que además son de gran importancia histórica, pues en muchas de ellas queda testimonio de los primeros pasos del proceso creativo de Rulfo. Algunos fragmentos de escritura autobiográfica los encontramos también en la cotizada edición Cuadernos de Juan Rulfo, publicado por la editorial ERA.

105bdwx-1

5

Más de una vez he escuchado la muy tonta afirmación de que Juan Rulfo era un hombre inculto. Un hombre de campo que de literatura no sabía gran cosa y que gracias a ello pudo “representar” el habla rural. Ambas aseveraciones son infundadas y simplistas. Si bien Rulfo no cursó como tal una carrera universitaria, sí intentó ingresar, primero a la Universidad de Guadalajara, después, al migrar al Distrito Federal, asistió como oyente a cursos de la Facultad de Filosofía y Letras. Además de ello, Rulfo era un lector voraz, un verdadero traga libros. En varias de las cartas a Clara, se disculpa con ella y promete ahorrar para su futuro, en lugar de gastar su dinero en libros. Una pequeña muestra del tremendo conocimiento de Rulfo en cuestiones de literatura universal y nacional, es el libro Retales publicado por la editorial Terracota, una muestra de una columna de Rulfo en la mítica revista El Cuento fundada por Edmundo Valadés, donde se publicaban textos que Rulfo seleccionaba, corregía y a veces traducía de las tradiciones más inimaginables y lejanas.

juan-rulfo2.png

6

Ésta tiene que ver con la anterior. Mucho se dijo, durante muchos años, y probablemente eso fue lo que te enseñaron en la secundaria y preparatoria, que el mayor mérito de Rulfo era la capacidad “calcar” o “emular” el habla y las costumbres del hombre rural de la posguerra revolucionaria en México. Como ya dije, esa es una resolución simplista y apresurada. El español que hablan los personajes de la novela y los cuentos de Rulfo no es el español del campesino ni el capataz, su lenguaje no es “natural”. Todos los personajes de su obra tienen una capacidad de generar lenguaje poético impresionante, por ende, dicho lenguaje no es ni español prototípico, ni mexicano, ni comaliense. Lo que sus personajes hablan es, sin duda alguna, rulfiano.

s_18344-mlm20153779480_082014-o

7

He llegado a escuchar a personas que afirman que no existe casi ningún registro audiovisual de Rulfo. Rotunda mentira. Además de que en Youtube circulan al menos dos largas entrevistas, en 1963 se publicó la primera edición del vinilo Voz viva de México: Juan Rulfo, por la Universidad Nacional Autónoma de México. Este incluye un folleto en gran formato con los dos cuentos grabados en el disco: “Diles que no me maten” en el lado A, y  “Luvina” en el Lado B. Este fue reeditado varias veces en formato de 10″ y desde hace un tiempo se reedita en formato CD. Los cuentos en voz de Rulfo son una experiencia que toda persona debería experimentar, independientemente de si conocen o les gusta el autor, o de si tienen por hábito la lectura. Este año se cumplen 100 años del nacimiento de uno de los escritores más importantes de nuestro país y probablemente de la literatura universal: el mejor homenaje es acercarnos  a su obra y solo de ese modo, inmortalizarla. Los dejo con  una de las grabaciones, el grandísimo cuento de Rulfo “Diles que no me maten” que sigue erizando la piel, en un país como el nuestro, que nunca ha dejado de estar en guerra.

Revista Primera PáginaAutor: Cris Yescas Fundador y director editorial de la revista Primera Página. Estudiante de Letras Hispánicas en la FFyL de la UNAM. Miembro del seminario de minificción de la UNAM. Rulfiano hasta el tuétano. Amante de la música, los libros y de la fotografía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s